10 canciones de amor y tal vez un par de dolores

Llegó ese día del año en que todo el mundo a nuestro alrededor se divide en dos tipos de personas, por un lado tenemos a los románticos empedernidos que disfrutan en demasía el color rosa en el aire, los globos y chocolates por todas partes, los inmensos peluches que se llenaran de polvo con el paso de los años, las cenas con reservación y los cómplices en sus nidos de amor.

Y por otro, a aquellos que odian este día producto de la mercadotecnia, que lo único que logra es llenar las calles de ridículos enamorados, con sudaderas de “él⬝ y “ella⬝, y falsas promesas con flores en mano. En este tipo de discusiones no hay quien tenga la razón, supongo que cada quien habla de acuerdo con lo que ha vivido.

No importa si este día sientes que el amor está en el aire o si tienes el corazón tan destrozado que olvidaste lo que significa para aquellos que encontraron a su “Valentín⬝, el cine siempre ha tenido la función de llenarnos de emociones tan diversas que resulta casi imposible de explicar cada una de ellas.

En esta ocasión les presentaré mi top 10 de soundtracks de películas románticas, ¿Sólo 10? Así es, no tienen una idea de lo difícil que resulta para mí tomar decisiones, y hacer esta lista fue más complicado de lo que creí, evidentemente esta selección está basada en mis gustos, (perdón por ser un simple mortal que no logra dividir su sentir de su pensar), además es lo menos pretencioso y más auténtico que puedo brindarles, así que espero les guste:

En primer lugar tenemos a Aqualong con Brighter than sunshine, canción que aparece en la película A lot like love, historia que nos muestra la evolución y madurez del amor entre los protagonistas de la cinta.

En segundo lugar se encuentra el clásico de los Beatles All you need is love, canción que se nos presenta de forma peculiar con el coro de una iglesia en la cinta inglesa del 2003, Love Actually.

En tercer lugar está mi escena favorita en el mundo del cine de romances para adolescentes, Can’t take my eyes of off you, en voz de Heath Ledger en la película, 10 Things I Hate About You.

500 días con ella, es quizás una de las películas con más opiniones divididas de los últimos años, y nos presenta tanto la magia del amor como la tristeza de un corazón roto, en esta ocasión nos enfocamos en lo positivo de la historia y a continuación les muestro You make my dreams de Daryl Hall & John Oates.

Como mencioné anteriormente una de las funciones del cine es llenarnos de un sinfín de emociones y así como tenemos cientos de finales perfectos, con un vivieron felices para siempre, tenemos otros ejemplos que nos demuestran que el amor no es más que una parte de la vida, que en el mejor de los casos, nos deja algo bueno.

En quinto lugar tenemos la comedia romántica 50 First Dates, con Drew Barrymore y Adam Sandler como protagonistas, quienes de la mano del clásico de Beach Boys, Wouldn’t it be nice, nos presentan su trágica historia de amor.

 La siguiente canción es Lost Stars en la voz de Keira Knightley, misma que forma parte del soundtrack original de la película Begin Again, y que además fue nominada a los premios Oscar en el 2015 con Adam Levine como intérprete.

El desamor forma parte importante de esta fecha que a lo largo del mundo le recuerda a todos los corazones rotos que tal vez, y sólo tal vez, haya alguien afuera esperando ser encontrado, por este motivo traigo a la lista la canción más triste de todos los tiempos The Blowers Daughter, de Damien Rice, misma que forma parte del soundtrack de Closer.

Young and Beautiful de Lana del Rey es otra de las canciones que llena de melancolía la historia de Leonardo Di Caprio en Gran Gatsby.

En penúltimo lugar no podía dejar de lado uno de los grandes musicales de la historia del cine, Grease, cinta querida por chicos y grandes, que en la voz de Olivia Newton John y John Travolta, nos presenta You’re the one I want.

Para terminar este conteo presento las tres canciones que no podían faltar en ésta ni en ninguna otra lista que pretenda hablar sobre música en el cine de romance, por supuesto me refiero a My heart will go on, Unchainde Melody y I will always love you de Titanic, Ghost y The BodyGuardian, respectivamente. Canciones que automáticamente nos remontan a cada una de las historias de las cuales formaron parte.

Para finalizar esta columna dedicada al 14 de febrero, les dejo una frase de Ernest Hemingway y su “Por quién doblan las campanas”, que a mi parecer es de lo más atinada:

“No te engañes con respecto al amor que sientas por alguien, lo que ocurre es que mucha gente jamás tiene la dicha de conocer lo que es el amor⬦ Tanto si dura únicamente el día de hoy y parte de la mañana, como si dura toda la vida, es el hecho más importante que pueda ocurrirle a un ser humano. Siempre habrá gente que diga que no existe, pero eso será porque ellos no pueden obtenerlo. Pero yo te aseguro que esto es verdadero y que lo posees, y que tienes muchísima suerte, aún cuando te tocara morir mañana mismo.”