Monitor Nacional
8 de noviembre ¿quién ganará?
Opinión | Eduardo Gonzalez
2 de noviembre de 2016 - 2:52 pm
clinton-y-trump_Monitor_Nacional
No queda duda que tanto Hillary Clinton como Donald Trump son los candidatos con el menor grado de aprobación por parte de la ciudadanía en la historia norteamericana

Aunque resulta más fácil ser historiador que futurólogo, no deja de ser una constante tentación aventurarse a predecir los resultados electorales en cualquier escenario político. Falta menos de una semana para la elección del presidente número 45 de Estados Unidos, y a diferencia de otros procesos electorales, en este somos testigos de muchas variables que lo vuelven particular, y en ese sentido, el resultado del próximo 8 de noviembre se torna muy resbaladizo.

Para comenzar no queda duda que tanto Hillary Clinton como Donald Trump son los candidatos con el menor grado de aprobación por parte de la ciudadanía en la historia norteamericana; de hecho, 63 por ciento de los estadounidenses considera que el país irá en dirección equivocada con cualquiera de los dos que gane; por si esto no fuese suficiente, los candidatos al Congreso apenas alcanzan 15 por ciento de aprobación. Sin duda, el mayor terreno lo ha ganado la desilusión sobre la clase política que pretende conducir las riendas de Estados Unidos los siguientes años.

El escenario electoral no da más que para el desencanto. Ora por la retahíla de encuestas y proyecciones que muestran resultados contradictorios; ora por los escándalos sexuales y la xenofobia del candidato republicano; ora por la mala decisión de la candidata demócrata de utilizar su cuenta personal de correo electrónico para intercambiar mensajes con contenido relacionado con la seguridad nacional; ora por la opacidad en el manejo financiero de ambos candidatos en el contexto de la recaudación de fondos para las campañas, pero también en sus actividades empresariales y filantrópicas al margen del proceso electoral; ora por la intromisión del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) en el proceso electoral, toda vez que anunció que revisaba correos potencialmente relacionados con la investigación de Hillary Clinton; ora por la insinuación de fraude electoral manifestada por Donald Trump.

Los elementos que pudieran definir la elección también son variados. Por un lado, se encuentra el voto femenino. Las mujeres podrían ser el factor decisivo. El rechazo al candidato republicano es muy fuerte; en cuanto al voto de las mujeres, las arenas estatales más significativas para convertirse en el fiel de la balanza podrían ser Florida, New Hampshire, Pennsylvania y Carolina del Norte. Desde luego, está el voto latino, que no necesariamente se volcará en favor de los demócratas.

Aunque en la proyección de Real Clear Politics, Hillary cuenta con 263 de los 270 votos electorales que necesita para ganar la presidencial, en tanto Trump sigue con 164; y que solo con los 18 estados que han votado por los demócratas en todas las elecciones presidenciales desde 1992, Clinton tendría 242 votos electorales, lo cual implica que únicamente necesitaría ganar un estado grande o dos pequeños para obtener los 270, faltan algunas cosas por escribirse.

En principio, de ser una elección más cerrada que lo manifestado por las últimas encuestas, el proceso podría prolongarse más allá del día de las elecciones, recordando la elección entre George W. Bush y Al Gore.

¿Quién será el 45 presidente de Estados Unidos, Hillary Clinton o Donald Trump? A pesar de lo complejo del panorama, sigo pensando que la Casa Blanca tendrá como jefa a la primera mujer en la historia estadounidense.

TAGS: , , ,