Ver más de Emprende seguro

Abundancia con armonía

Escribo desde casa debido a una contingencia dominical ambiental que me impide salir #FíjateQuéBonito en lugar de decir que estuve aspirando aire mugroso, contaminado, principio de males endémicos, se dice contingencia ambiental dominical (parece kermesse de mi pueblo).

Hoy escribiré sobre la capacidad de crear con la que un empresario cuenta y también sobre los problemas internos que en muchas ocasiones encuentra, en un ambiente externo dominado por los temas de influenza que no existió, dólar que estaba caro, fotomultas que no se sabe cuándo llegaran, ambulantes que nadie ve tomando las vías públicas, binomio seguridad-estadística que mejora y percepción de que las cosas no cambian, sino que empeoran. Pues bien, vamos al lado optimista de las cosas, de manera interna, un empresario se encuentra con algunos de estos temas (en ocasiones con todos).

Crear un ambiente propicio para la generación de utilidades en la empresa (me dirán los filósofos) no es el fin único ’y estoy de acuerdo’, existen varios fines importantes ’y estoy de acuerdo’, que importa la relación con el medio ambiente ’y estoy de acuerdo’, sin embargo, la generación de utilidades es como el oxígeno: cuando lo tienes todo lo demás es importante, sino lo tienes todo lo demás es secundario #AsíDeFácil
Un segundo tema a resolver en la empresa es que encuentras que estás teniendo mucho éxito y no estás teniendo armonía en otros aspectos de tu vida, o sólo deseas estar comprometido en el trabajo para no pensar que existen aspectos de tu vida que has olvidado o desatendido, esto es: hacer y tener han estado por encima de ser.

Los males en la salud son interminables, si literalmente estás perdiendo salud para obtener dinero, entonces el dinero te está saliendo muy ’pero muy’ caro, y cuando lo tengas desearás contar con la salud que empeñaste para tener un nuevo auto, viajar más lejos, comer la misma comida en lugares más caros y beber vinos de degustación a costa de tu vida privada.

De ahí que los suicidios sean en fin de semana, de ahí que sólo abraces a tu celular, de ahí que a las 2:00 am revises si te llegó ese email tan importante, de ahí que tengas 200 grupos de WhatsApp (porque al menos 100 no son importantes), estos aspirantes a infartos flotantes, úlceras perpetuas, tomadores de pastillas para dormir y vitaminas para levantarse son los que no ven la cortina de desarmonía con que están los demás aspectos de su vida, provocados por su estilo de vida.

Un tercer reto que puedes encontrar son los problemas de liderazgo respecto al equipo que te acompaña y la creación de oportunidades para ellos, porque tu equipo debe estar cuidando su presente para que tú cuides de su futuro, de otra manera perderás años valiosos de experiencia cuando tu equipo sienta que debe soltar tu mano porque estar contigo no ha redituado en abundancia para ellos ’y a veces tampoco armonía’. «Éramos muchos y se embarazó la abuela», decía mi tía la solterona, este reto de oportunidades es una de las mayores fuentes de frustración en la empresa.

Finalmente, los procesos de transición y trascendencia te van a llevar por un camino que en ocasiones es difícil de aceptar e indispensable recorrer, es trascender con tu ausencia, aceptar que también este último reto es importante significa la viabilidad de tu empresa, si toda la gente que se va de este mundo dejara algo más que lágrimas y deudas, nuestro país sería diferente.
Se me ocurre ’porque consejos no doy, más bien estoy para recibirlos’ que el mundo de la abundancia con armonía presupone variables que determinan el éxito:

’Tu decisión de iniciar una empresa es porque no tienes trabajo o porque tienes una necesidad de crear.

’Son dos caminos: uno lo marca ese impulso de creer y de crear, el otro te define como la maldición de quedarte sin chamba. El primero lo hacen los mejores, el segundo lo hacen los muy malos, ambas visiones influyen en el resultado de la empresa y más influirán en tu armonía con el entono y tu microcosmos. En verdad espero que definas bien esta cuestión, que por simple no deja de ser fundamental.

Finalmente, hay que compartir ’quien no es capaz de compartir no será capaz de amar’, quien te cuenta los centavos te contará el afecto, hay que hacer algo por tu país porque si no lo hacemos los que nos interesa nadie lo va hacer por nosotros, cuando 115 millones de mexicanos ahorren un peso diario el ahorro se convertirá en nuestra mayor fortaleza.

Me dice mi amigo «El Agrio» ’sólo por fastidiarte, pues tampoco puede salir en auto por la contingencia ambiental dominical’ que te pregunte cómo vas en tus metas de inicio de año, ¡apúrate!, ya pasó el primer cuatrimestre (y sólo hay tres en el año). ¡Nos leemos pronto aquí, en Emprende Seguro!