Monitor Nacional
Aceptación
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
15 de febrero de 2016 - 8:38 am
mn4
Se dice que el primer paso para superar un problema es la aceptación, avance nada sencillo para el contexto mexicano. En un sin número de intentos por recuperar la confianza interna y externa de nuestro país, parece ser que somos los únicos (los que habitamos en el territorio de México) que no nos hemos percatado de las prioritarias situaciones que tenemos que aceptar, primero, para después enfrentarlas

Ciudad de México.- Se dice que el primer paso para superar un problema es la aceptación, avance nada sencillo para el contexto mexicano. En un sin número de intentos por recuperar la confianza interna y externa de nuestro país, parece ser que somos los únicos (los que habitamos en el territorio de México) que no nos hemos percatado de las prioritarias situaciones que tenemos que aceptar, primero, para después enfrentarlas.

Al respecto, la visita del Obispo de Roma o el Papa Francisco, líder de una de las tres religiones con el mayor número de prácticas a nivel mundial, ha traído para todos, y espero que, para la clase gobernante también, el obligado sentido de la aceptación de nuestra situación como país, lo que sería un importante paso para encontrar respuestas y soluciones; tres importantes temáticas nos invitan a reflexionar sobre el rumbo del país y la triada de dificultades que presenta:

  1. Situación económica: en donde el peso, como fiel mexicano, lucha por no dejarse vencer frente a la paridad del dólar. Sin embargo, este aspecto más visible es acompañado de otros factores que merman la situación económica del país, como lo son el desempleo, la caída de los recursos de los cuales dependemos ampliamente (como el petróleo), entre otras circunstancias.
  2. Situación social: en donde el principal enemigo, de cualquier país, es la inseguridad, no sólo en el concepto de lo público, también en el relacionado con la seguridad alimentaria, de trabajo, en la construcción de redes de confianza, por cierto, cada día más débiles y con un sentido mínimo de capital social.
  3. Situación democrática: para terminar esta triada de dificultades, el contexto democrático en el que nos encontramos actualmente no ha sido el más óptimo, incluso el menos sano (social y políticamente) de los últimos años; por más esfuerzos que se hagan desde los diferentes organismos públicos, seguimos en una ola depresiva democrática.

Por supuesto que no es mi intención comenzar la semana con tres perspectivas que parecen no facilitar que el día de hoy sea lunes; quiero puntualizar, en este intercambio, que México puede superar estas tres crisis (como mencioné en un principio, reconocer que es así, es el primer paso de una sana aceptación y un futuro enfrentamiento de las mismas). Lo podemos lograr con voluntad, mermando situaciones estructurales como lo es la corrupción y la indiferencia y logrando la cooperación y el poder para los ciudadanos, este es un mensaje claro (sin importar cuál sea su creencia religiosa) del fortalecimiento democrático durable.

TAGS: , , ,