Ver más de Nacional, Portada

Acusan negligencia médica en muerte de un menor

Ciudad de México. El pasado 22 de abril, Erick “N” de 7 años fue llevado al hospital e intervenido por una supuesta apendicitis, sin embargo, murió días más tarde por un edema cerebral, los padres acusan negligencia médica.

El menor fue llevado al hospital porque presentaba temperatura, naúseas y dolor abdominal y fue operado de la ápendice en la clínica 197 del IMSS, en Texcoco. Sin embargo, el diagnóstico era erroneo, el pequeño presentaba meningitis -inflamación del cerebro- y fue trasladado al Centro Médico Nacional de “La Raza”, donde el menor falleció el jueves 26 de abril.

De acuerdo a las versiones de los familiares, Erick fue intervenido 13 horas después de ser internado a pesar de que la cirugía de ápendice era de urgencia.

A casi dos días de la opereción fue trasladado sin que les diera a conocer el estado de salud y solamente les informaron que en el nosocomio no tenían el equipo necesario para atenderlo.

Al llegar a “La Raza” el médico que lo atendió les comunicó a los padres que el pequeño tenía muerte cerebral y le realizaron una serie de estudios -que hasta el momento la familia desconoce- que le dejaron marcas en el cuello, manos y espalda.

De acuerdo con el acta de defunción, Erick murió por un edema cerebral severo que fue causado por una bacteria.