Monitor Nacional
¿Adicto a la tecnología?
Sociedad en Movimiento | Lalo Renteria
4 de julio de 2016 - 5:41 pm
tecnologia
Vivimos inmersos en una época en la que la tecnología se encuentra en constante renovación

Vivimos en la era de la renovación, de hecho estamos en una etapa de la humanidad en la que nada de lo que se crea realmente prevalece.

Aún recuerdo mi primer celular, la pantalla era en dos colores, gris y azul; me sorprendía lo mucho que adoraba ver un estético monitor de 2 pulgadas. La realidad es que aún sin recibir llamadas, me sentía importante y soñado con mi primer teléfono.

Con el paso de los años adquirí una infinidad de equipos, desde los que tenían una cámara externa la cual debíamos conectar en la parte inferior y disfrutar de lo magnífico que era tomar una foto, hasta los que contaban con 10 megas de memoria interna para poder meterle una o dos canciones. Yo creo que el día de hoy esas fotos parecen pinturas  hechas por la mano de un niño de kínder y los smartphones tienen capacidad hasta para más de 1000 canciones.

¿Cuándo fue la última vez que renovaste tu equipo?

No quiero venderte la idea de pertenecer a alguna compañía, porque sinceramente hace muchos años que me alejé de los de globito azul y he estado intento agarrarle amor a los de la estadounidense AT&T. La verdad es que la mayor parte del tiempo uso llamadas y mensajes por internet; las compañías telefónicas NO nos están ofreciendo mucho ni tampoco algo atractivo; pero al final del día ¿qué sería de nosotros sin un teléfono móvil?

Cuando yo tenía 8 años era un milagro localizar a una persona, debías llamarle a su casa y si no estaba habría que esperar todo el día a que llegara. La tecnología nos ha vuelto dependientes, sin celular nos volvemos locos, ahora imaginemos la vida sin internet, ¡no!

Creo que sin teléfono e internet mi mundo se colapsaría, estudio mi segunda carrera en línea, me entretengo una parte del día en Netflix y definitivo mi negocio es online. Es aquí cuando me encuentro en esta cuestión de mantenerme atado a la tecnología y me pongo a pensar que la industria que se encarga de vendernos esos equipos que tanto amamos está cometiendo grandes errores.

Todos los días pienso lo mucho que me encantaría que mi celular durará 3 o 4 veces más, con un uso excesivo, cámara, video, internet; pero suele pasar que al final del día está agotado y hay que ponerlo a cargar. Igual he pensado que con las cámaras que existen podríamos tener un equipo con por lo menos 21 megapixeles de cámara trasera y quizá 13  o 16 de cámara frontal que ya existen, pero a precios insufriblemente altos.

La realidad es que hoy en día muchos buscan un medio para comunicarse, sin importar si tiene protección antirayas o un potente software; lo que quieren son llamadas y mensajes en cualquier lugar. Algunos buscamos estética, diseño, marca y funcionalidad; pero es aquí cuando viene la cuesta que comienza en $9,000 y si bien nos va podría detenerse en 14, 15 o ya exagerando en $18,000.

Te recomiendo que si vas a comprar un teléfono inteligente elijas una buena marca, una cámara mayor a 8 megapixeles y quizá una pantalla que tenga resistencia a los rayones. Los precios podrían ser menores a los $5500 y estarías comprando un equipo de excelente calidad para los no tan exigentes.

No olvides que la tecnología debe ser una herramienta para nuestra vida; pero NO debe controlar todo nuestro mundo. Las generaciones de millennials para atrás, logramos vivir una etapa sin tantos avances, así que quizá podamos darle prioridad a nuevas cosas y valernos de la tecnología como una herramienta y no como una necesidad.

TAGS: , , , ,