Ver más de Estadio

Adidas Telstar, un clásico en el Mundial de Rusia 2018

Ciudad de México.- Estamos a menos de 100 días para que comience el Mundial de Rusia, la cita deportiva que cada cuatro años para al mundo entero y uno de sus protagonistas es el balón oficial de cada mundial.

Este 2018 los partidos se disputarán con el Telstar 18, este supone una vuelta a los orígenes de Adidas, pero lleno de tecnología. En 1970, primer mundial disputado en México, la firma se convirtió en la marca oficial del torneo.

La primera creación de Adidas fue el Telstar, un balón diseñado para llamar la atención en televisión. Elaborados con 32 paneles negros y blancos, se convirtió en uno de los iconos del mundial.

Este 2018, Adidas decidió regresar a sus orígenes con un balón que contiene detalles clásicos, pero con grandes innovaciones tecnológicas destinadas a ofrecer un mejor rendimiento y una mejor experiencia al usuario.

La principal novedad del esférico es la incorporación de un chipNear field Communication (NFC) en el balón, para que aquellos que lo adquieran puedan interactuar con él y poder acceder a contenido exclusivo.

La tecnología NFC es aquella que permite que dos dispositivos intercambien o generen información al estar conectados uno con el otro.

En este caso el chip incrustado en el Telstar 18 es únicamente de lectura, por lo cual solo podrá enviar información al dispositivo con tecnología NFC con el cual interactúa, como un smartphone.

El chip en el balón está ubicado debajo del símbolo de NFC. No es necesario descargar una aplicación para disfrutar de las experiencias que ofrece.

Una vez que el usuario conecta su dispositivo al balón puede disfrutar de contenido exclusivo, como información del producto, contenido de la marca y desafíos.

Otro de las mejoras de este balón aplicando la tecnología es en la confección de la pieza. Sobre todo, en la elección de los materiales y paneles que conforman el balón.

Desde 2006 con las quejas sobre el Teamgeist que contaba con 14 paneles unidos térmicamente y que al mojarse cambiaba el desempeño.

Las criticas fueron peores para el Jabulani, de Sudáfrica 2010, el cual fue comparado por varios jugadores con una pelota de playa.

El pasado mundial, el colorido Brazuca el cual estaba formado por tan solo 6 paneles pegados térmicas tuvo éxito pese a ser 8 gramos más ligero que sus antecesores.

El Telstar 18 quien verá acción el 15 de junio en el Estadio Luzhniki en el partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí, está formado como el de 2014 con seis paneles, pero a diferencia del de 2014 está hecho con materiales sustentables y un envoltorio de materiales reciclados.

Con información de Forbes