Adopción: ¿realmente salvas una vida?

Gracias a las redes sociales hoy en día tenemos acceso a un sin fin de información, grupos de personas que conviven virtualmente para hablar de algunos temas como películas, smartphones y animales. Pareciera que siempre estoy en contra de todo aquello que no suele agradarme; sin embargo he visto muchos grupos de adopción de mascotas que ofrecen animales a diestra y siniestra, lo cual en varias ocasiones acaba mal.

Adoptar a una mascota no es una tarea sencilla, hay que ver el espacio que tenemos disponible en casa; la paciencia y el amor que estamos dispuestos a darle a este nuevo ser vivo. Una de las cosas que es muy importante es el nivel socioeconómico, para poder tener a un cachorro, un gato u otro tipo de animal, es importante contar con los medios financieros; no se trata sólo de desearlo y llevarlo a nuestro hogar.

La vida de los animales debe ser digna, de calidad y sobre todo tenemos que tratarlos con respeto. Tengo unos vecinos que definitivamente le dan una vida terrible a sus mascotas; son 8 cachorros abandonados en la calle o eso parece a simple vista. Los pequeños no comen todos los días, incluso creo que pocas veces llegan a tomar agua; la madre de todos los cachorros está embarazada por segunda vez y aun así los dueños no son capaces de llevarla a esterilizar.

Algunas personas se preguntarán ¿Por qué si me ofende o disgusta tanto ver perros en la calle, no he llamado a la perrera?, la respuesta es sencilla; todos los perros que van a la perrera permanecen un tiempo y si no son rescatados entonces los sacrifican.

Si estás a favor de la adopción, el rescate animal o el apoyo a los pequeños desamparados de nuestras calles, te sugiero que lo hagas de un modo correcto. Búscales una familia que pueda darles tiempo de calidad, alimento y un hogar; de nada sirve que los mantengas en un refugio si no recibirán atenciones y cuidados que merecen.

Me ha tocado ver muy de cerca casos en los que las personas se meten a Facebook a buscar un animalito en adopción y ya cuando lo tienen en casa se enojan si se hace del baño, si rompe algún zapato o cosa pum! El mundo se vuelve todo un caos y a los días buscan darlos en adopción con otras personas y todo por no contemplar lo que conlleva tener una vida a nuestro cargo.

Hace dos días le llamé la atención a un niño que golpeaba a su cachorro por no hacerle caso y los padres del niño se me lanzaron encima como bestias despiadadas. Señores, pueden decir que “es un animal”; pero también siente y ustedes son los “humanos⬝, quienes por su naturaleza deberían saber que no está bien causarle daño a un ser indefenso.

Apoyemos las campañas de esterilización, si tenemos mascotas lo mejor es que les demos la vida de calidad que merecen y si no podemos hacerlo; entonces no aceptemos responsabilidades que no podremos cumplir.

Este es un llamado de atención a todos los grupos de adopción que existen en nuestro país y redes sociales, si quieren hacer caridad y apoyar; háganlo de un modo en el cual los cachorros sean entregados a buenas familias, con los recursos sociales, emocionales y económicos adecuados. Una pequeña investigación a los posibles candidatos a adoptar puede salvar una vida realmente y si tenemos mascotas hay que cuidarlos, amarlos y hacerlos parte de nuestra familia.