Monitor Nacional
Advierte diputado sobre riesgo de quiebra de IMSS e ISSSTE
Nacional | Redacción
12 de julio de 2015 - 7:03 pm
IMSS-Monitor Nacional
Actuarialmente, “el ISSSTE reconoce que las cuotas y aportaciones serán suficientes para cubrir los gastos del Seguro de Salud, incluido el uso de reservas, por sólo ocho años

Ciudad de México.- El coordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Cámara de Diputados, Miguel Alonso Raya, advirtió sobre el riesgo que tienen instituciones de seguridad social, como IMSS e ISSSTE, de sufrir una quiebra financiera.

En un comunicado, indicó que de acuerdo con el contenido del Informe sobre la Situación Financiera y los Riesgos del IMSS 2014-2015 y el Informe Financiero y Actuarial 2015 del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), “están en la antesala de la quiebra financiera”.

El diputado federal opinó que las reformas que buscaron darle viabilidad tanto al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) como al ISSSTE, en realidad los colocaron en riesgo de desaparecer.

“Intencionalmente o no, están dejando que ambas instituciones se deterioren, que pierdan el apoyo social y la confianza, para más tarde justificar la necesidad de reformarlas por inviables”, indicó.

Precisó que tanto la nueva Ley del Seguro Social, que entró en vigor el 1 de julio de 1997, como la Ley del ISSSTE, en vigencia a partir del 1 de abril de 2007 no garantizan una mayor cobertura de la seguridad social, una mejor atención médica, pensiones dignas y la viabilidad financiera de estas instituciones”.

Frente a la crisis de ambas instituciones, señaló que los perredistas insisten en elaborar un diagnóstico objetivo para valorar el estado que guarda la seguridad social en México y encauzar en un marco institucional la transformación de este sistema.

Recordó que a propuesta del PRD, se aprobó en la Cámara de Diputados, como parte del dictamen en materia de seguridad social universal, la integración de un grupo de trabajo de expertos, plural y multidisciplinario.

Ello, abundó, con el objetivo que revise el sistema de cuentas individuales y aporte soluciones al problema de las pensiones en un plazo de seis meses contados a partir de la vigencia del decreto.

Consideró que este grupo puede convocarse por el Ejecutivo federal para construir una ruta viable de las reformas en la materia, en un ambiente de corresponsabilidad que tiene que pasar por un modelo de financiamiento en que todos aporten equitativamente: patrones, Estado y trabajadores.
“Con el diagnóstico y las propuestas se debe arribar a un modelo de seguridad social integral, público, redistributivo, equitativo y que sea social y económicamente viable”, consideró.
Confió en que estos temas puedan ser retomados en la siguiente legislatura y que el Senado de la República dictamine los temas al respecto pendientes, pues es importante que el Congreso aborde, de fondo, la problemática de la seguridad social en el país.

Al referirse a cada una de las instituciones, dijo que el caso del IMSS, en el informe mencionado, se reconoce que la principal presión financiera proviene de la demanda creciente de servicios de salud (impulsada además por las transiciones demográfica y epidemiológica que presenta el país).

Puntualizó que si bien la administración actual redujo el déficit del IMSS al incrementar los ingresos por arriba de lo establecido en la Ley de Ingresos de la Federación, así como disminuir a la mitad el uso de reservas en 2014, en el futuro cercano tendrá gastos superiores.

“Para 2017, el IMSS tendrá gastos superiores a sus ingresos y habrá agotado sus reservas, tendiendo un faltante de 21 mil 152 millones de pesos, que en adelante seguirá creciendo”, precisó.

Por otro lado, indicó “el régimen de jubilaciones y pensiones del IMSS como patrón acumula un pasivo laboral de dos billones 18 mil 215 millones de pesos (9.9 por ciento del PIB de 2015).

A este rubro se ejercieron 59 mil 773 millones de pesos en 2014 y se presupuestaron 64 mil 948 millones de pesos para el año en curso”, refirió.

Con relación al ISSSTE, comentó que el Seguro de Salud registró en 2014 un déficit de nueve mil 410 millones de pesos, al recibir una transferencia del gobierno federal por siete mil 440 millones de pesos.

Mientras que el fondo de prestaciones sociales y culturales tuvo un resultado deficitario de mil 919 millones de pesos, compensado por transferencias del gobierno federal por mil 564 millones de pesos”.

Explicó que el déficit obedece principalmente a las pérdidas registradas por el sistema de tiendas y farmacias.

“Los costos y gastos de SUPERISSSTE son superiores a sus ingresos, por lo que se transfieren recursos para el pago de la nómina hasta por mil 485 millones de pesos; aun así tuvo en 2014 un remanente de operación negativo por 355 millones de pesos”, indicó.

“En el mismo año de referencia también fue deficitario el Seguro de Riesgos de Trabajo, pues se requirieron 794 millones de pesos para cubrir el costo de montos constitutivos y reservas financieras y actuariales. El déficit de este seguro es de mil 213 millones de pesos”, señaló.

Finalmente, el diputado destacó que, actuarialmente, “el ISSSTE reconoce que las cuotas y aportaciones serán suficientes para cubrir los gastos del Seguro de Salud, incluido el uso de reservas, por sólo ocho años.

De hecho los gastos médicos para pensionados desde el primer año de vigencia de la nueva ley eran insuficientes y en 11 años agotarían sus reservas”, añadió.

Información de Notimex

TAGS: , , ,