Monitor Nacional
Al pueblo pan y circo
Panorama Mexicano | Gabriela Garcia
28 de abril de 2016 - 2:05 pm
tumblr_m1oidgECwD1qb7qg2o1_500
A México le dan poco pan y mal circo

México ha sido caracterizado por ser un país en el que sus habitantes tienen un muy buen sentido del humor, un país en el que las desgracias siempre pueden tener un lado divertido, sin embargo, ha quedado demostrado que para nosotros cruzar la ligera línea entre el positivismo y el libertinaje es muy fácil.

El pasado fin de semana Lorena Daniela Aguirre conocida también como “lady 100 pesos” protagonizó un accidente el cual dio como resultado un choque con tres automóviles, la joven bajo los efectos del alcohol pretendió sobornar a los oficiales con 100 pesos, mismos que le darían su apodo más tarde en las redes sociales.

El suceso no tardó en darse a conocer en redes sociales, llegando a tener el video más de 2 millones y medio de reproducciones en tan solo una semana, así mismo se presume que Lorena ya cuenta con ofertas de trabajo como modelo, así como múltiples invitaciones a estaciones de radio, televisión y revistas.

Situaciones como estas me llevan a pensar en cómo es que podemos vivir en una sociedad en la que el video de una joven borracha puede llegar a ser una noticia tan importante en cuestión de horas, ¿Cómo es que una joven guapa y alcoholizada tiene más poder y más difusión que la noticia de la explosión en Complejo Petroquímico Pajaritos el pasado miércoles en Coatzacoalcos, Veracruz? ¿Cómo es que es tan fácil obtener información oculta y personal sobre una persona, pero no es posible determinar exactamente cuantas personas murieron en una explosión y quienes fueron los responsables?

Otra historia muy parecida es la de la expolicía del municipio de Escobedo, Nidia García quien después de haber posado en topless en horarios de trabajo fue despedida, sin embargo, lo importante de recalcar aquí es el hecho de ¿Cómo es posible que en nuestro país sea mejor remunerado un trabajo de bailarina exótica que uno de policía? (Sin ofender a aquellas personas que se dedican a este oficio).

Vivimos en un país en el que las opciones se agotan en todos los sentidos, desde educativos hasta laborales, vivimos un país en el que exigimos a las autoridades y gobierno que cambien y se comporten de cierta manera, pero nosotros como personas individuales no estamos dispuestas a hacerlo.

Muchos son los cuestionamientos que surgen en mi cabeza al analizar estos hechos, así mismo me hace cuestionarme sobre qué tipo de sociedad buscamos actualmente; por un lado, la ciudadanía se queja de que las televisoras difunden programación basura y que los toman por ignorantes que se entretienen con cualquier cosa, la sociedad se queja de que no los toman en serio, se queja de la corrupción, de la falta de derechos, del machismo, del feminismo, y la poca tolerancia por la diversidad, sin embargo, cada que surge un video de alguien haciendo el ridículo en público lo hacemos famoso, le hacemos memes e incluso les damos trabajo.

¿Por qué? Porque lucen bien, porque tienen dinero, contactos y aun así les damos más poder, porque para nosotros como sociedad es más fácil entrar una hora a Facebook, ver videos, reírnos y acosar personas, que dedicar una hora a informarnos sobre la situación actual de nuestro país, a informarnos sobre política, economía, derechos humanos, etc.

El principal problema aquí es que justificamos esta falta de interés con las frases “que lo hagan los demás”, “que lo hagan los políticos”, sin embargo, una vez analizadas estas frases me llevan a preguntarme ¿tenemos el gobierno que merecemos?

En ocasiones como estas creo que sí, somos un pueblo ignorante y por tanto tendremos un gobierno ignorante.

Personalmente considero que debemos ser elocuentes con nuestras palabras y nuestros actos, como mexicanos estamos cansados del abuso del poder, del uso de las conexiones de las personas para llegar a puestos importantes, estamos cansados de las mordidas, de las casas blancas, de la falta de información y de las ventajas de aquellos con poder, sin embargo, sólo nos molestan si vemos a otras personas hacerlo, porque cuando estamos en esas situaciones y nosotros somos los beneficiados, no nos molesta; cuando nos pasamos un alto o cometemos alguna infracción y le ofrecemos una mordida al policía, no nos molesta, porque cuando necesitamos evadir algún tramite, fila o proceso burocrático no nos molesta pedirle a algún amigo que nos ayude.

De nosotros depende cambiar México, su gobierno y sus personas influyentes, ¿de verdad queremos que México siga siendo conocido por ser un pueblo inculto, un pueblo individualista e hipócrita? Yo creo que no, es por eso que debemos comenzar a hacer un cambio desde nosotros mismos, no importa que sea pequeño o grande, un cambio es un cambio y considero que por donde debemos comenzar es con la mentalidad de nuestra sociedad, debemos dejar de hacer famosos e influyentes a gente que no debería.

TAGS: , , , ,