Ver más de Gametrics

Alan Wake: Especial 2 “El Escritor⬝

Después de salvar a mi esposa de la misteriosa presencia oscura me encontré atrapado en el lugar oscuro, un mundo de pesadilla que existe en algún lugar más allá de nuestra existencia. El lugar siniestro intentaba confundirme, recorrí el camino a través de los cambiantes paisajes intentando encontrar a Thomas Zane, estaba atrapado en mis propias pesadillas, lucho conmigo mismo.

Sentía la presión cada vez mayor, se acababa el tiempo, cuanto veía era una versión retorcida de la realidad basada en mis recuerdos y pensamientos. Tenía que aceptarlo, si todo salía de mi mente, era yo quien lo estaba provocando, estaba literalmente luchando contra mí, fue un momento de lucidez, no iba a darme por vencido, había llegado hasta Zane siguiendo su señal.

No déjame de decirme que me iba a hundir, que había profundizado demasiado no sabía si se refería al lado oscuro o a la cordura, quizás uno era sinónimo del otro.

Me encontraba perdido en medio del bosque, me tope con toda clase de monstruos y criaturas oscuras, no se como pero sobreviví y cuando todo parecía perdió me encontró Thomas Zane y me dijo que me iba ayudar a despertar de la pesadilla y regresar y para ello tenía que regresar a la cabaña en donde había desaparecido Alice y donde quede atrapado.

Con ayuda de Zane logre llegar a la cabaña y después de enfrentarme a mis propios miedos entre a la cabaña y al subir al último piso vi a un sujeto tirado en el piso, que no dejaba de preguntarse ¿Dónde estoy? ¿Por qué me pasa esto? Y entre más me acercaba me di cuenta de lo que ocurría, era yo aquel hombre que estaba sufriendo y al verme a mí mismo comprendí todo.

Solo así mi cabeza estaba despejada, Zane tenía razón, volví a pensar con claridad, pero no podría sobrevivir en este lugar como el lo había hecho, tal vez no regresara una segunda vez, dejar este lugar sería difícil, tal vez imposible. No hacía falta gran cosa para dispersar mis pensamientos, era demasiado fácil perderse en el lugar oscuro, antes estaba listo para enroscarme y morir, dejándome ir.

Ahí estaba yo, con un futuro sin escribir, que se develaba delante de mí, una secuela de mi última novela. Me sentí y vi el título en la hoja que estaba en la máquina de escribir, “Return by Alan Wake⬝. Mi nombre es Alan Wake, soy escritor.