Ver más de La Real Politik

AMLO: Votar por la discordia y la catástrofe (3)

A los obradoristas, incluyendo a sus intelectuales orgánicos, no les gusta la comparación AMLO-Hugo Chávez (ni mucho menos que se revelen sus nexos con Maduro), porque permite mostrar su carácter de estafador político, de que “no ha cambiado”, sino al contrario, que esconde sus verdaderas intenciones, razón por la cual, aunque disguste escucharlo, hoy más que nunca, es un peligro para México.

Tanto el venezolano como el tabasqueño aprovecharon y potenciaron el descrédito institucional y el hartazgo social (la falsa creencia de que no se puede estar peor), para buscar el poder, primero por la vía golpista, militar uno, civilista, el otro. Chávez falló en 1992 con una asonada militar, pero luego ganó las elecciones en el 98. Las campañas políticas de AMLO se han caracterizado por la desestabilización (de tres gobiernos), y “mandar al diablo a las instituciones”. Ambos fomentaron el culto a su personalidad (narcisismo político), y se “vistieron de oveja” para engañar a la gente sobre sus falsas convicciones, por ejemplo, sobre su respeto a las libertades y a la democracia, y su fe en el libre mercado y en el sector privado.

“Mesiánicos” y “salvadores de la patria”, se sienten con el derecho de refundar el Estado y rehacer a la sociedad: Chávez fundó la V República con una nueva Constitución (hasta le cambió el nombre a Venezuela) e instauró “el socialismo del siglo XXI, implantando un régimen autoritario, de estatismo económico y populismo clientelar y “dadivoso” (que perpetúa la corrupción y la pobreza). Para realizar un proyecto similar, AMLO también requiere de grandes reformas constitucionales (incluso, otra Carta Magna), y dar marcha atrás con los cambios de 30 años a la fecha, transformar el modelo de desarrollo y retornar a la presidencia imperial.

La experiencia chavista ha sido desastrosa para Venezuela (tardaran varias generaciones en recuperarse), y México no está exento de algo similar, dada su vulnerabilidad económica e institucional, más aún en la era Trump, con quien AMLO tiene sorprendentes similitudes. Continuará.

 

  • Conductor del programa de análisis político Contrapunto TV
  • Twitter: @evillarrealr
    Facebook: Enrique Villarreal Ramos