Así fue un 14 de Febrero

Si bien te fue el domingo, disfrutaste este 14 de febrero en compañía de tus amigos, pareja, cónyuge o amante.

Hace unos 15 años conocí la tradición del día del amor y la amistad, desconozco si en algún otro país se festeja esta misma fecha con el mismo significado. Creo que tiene un par de años que no celebro estas cosas, porque realmente considero que tenemos 365 días listos para demostrarle nuestro amor a quien nos hace vibrar y no por una llamada o un mensaje; sino por un sentimiento tan profundo que no existe en nosotros más cosa que pensar en las mil maneras de demostrarle nuestro afecto.

La visita de Jorge Mario Bergoglio a nuestro país trajo algunas complicaciones, caos vial, cierre de estaciones del metro en el corazón de la Ciudad de México e incluso la molestia de muchos usuarios en redes sociales. Yo no pienso opinar mucho al respecto, pues no es de mi interés la visita de esta celebridad, tampoco criticaré las lágrimas de aquellos que al paso del llamado Papa Francisco sentían que el alma les volvía al cuerpo y la vida retomaba el sentido.

Mi punto es que el amor se expresa de diversos modos, amor a un hijo, a un hermano, a un esposo, incluso el amor a Dios o al Papa Francisco como muchos lo han dicho por aquí, es como estar un poquito más cerca del creador. En mis ideas conservo la creencia de que no se necesita un templo o un pontífice para adorar, creer y respetar a Dios; incluso rechazo totalmente que las arcas de la iglesia católica se llenen exclusivamente para darle una vida de lujos a quienes esparcen la palabra de Dios, vestidos de hábito o sotana.

Volviendo al tema del amor, es aquí cuando me mantengo en que también es respetable la expresión de fe que los mexicanos muestren hacia los acontecimientos ocurridos en estos días y entonces sin censurarme simplemente me permito decir que estoy de acuerdo en que cada quien disfrute su manera de expresar amor a su modo.

Con respecto al amor de pareja creo que aquel que no alimenta una relación diariamente, aquel que no tiene detalles, no llama, no manda un mensaje, no se hace presente con detalles y cariño; simplemente no tiene interés, es aquí cuando creo que el 14 de febrero debería desaparecer. No es necesario un día al año para demostrarle a esa persona lo que sientes, tampoco es necesario esperar a que te digan un te quiero o un te amo, cuando la otra persona NO lo siente.

En esta época es difícil encontrar a alguien fiel, inteligente, que trabaje, se desarrolle profesionalmente, se sienta pleno e incluso difícil encontrar a quien pueda mirar al mundo entero y sin dudar en sus palabras decirte que eres lo más importante y único en su vida.

Una vez más, si tienes tiempo el resto del año, no pierdas tu dinero en detalles caros por un 14 de febrero, quizá la persona que quieres algún día se vaya porque el resto del año ni siquiera te tomaste el tiempo de demostrarle lo importante que es en tu vida; y un peluche, unas rosas o un te amo, no podrán compensar las cosas.

¡Feliz 2016 año del amor y la amistad!, ¿a poco no suena mejor así?

Screenshot_3