Monitor Nacional
Autoconocimiento y autorregulación mejoran manejo de las emociones
BienESTAR | Redacción
18 de julio de 2015 - 4:30 pm
Sin título-1
En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Ciudad de México.-  El autoconocimiento y la autorregulación ayudan a las personas a manejar de manera eficiente las emociones y al lograrlo es posible que logren su bienestar y sean menos manipulables, aseguró la profesora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, Gabriela Villagrán Vázquez.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la especialista destacó que mediante talleres busca promover experiencias que favorezcan el desarrollo de la conciencia reflexiva o autoconocimiento mediante la práctica de la atención plena.

También en la impartición del Taller de Atención Plena y Conciencia Corporal, la especialista pretende apoyar el desarrollo de habilidades de autorregulación cognoscitiva y emocional para impulsar la toma de la responsabilidad de procesos internos emergentes, para así procurar el bienestar.

En los métodos que se imparten en el taller se trata de llevar a cabo un proceso de introspección a través del cual las personas monitorean su atención; es decir, el trabajo es no perder de vista el objeto elegido para observar y analizar.

Si no se realiza el monitoreo, expone la psicóloga, vamos de un objeto a otro o de un pensamiento a otro, pero con el entrenamiento se pone en práctica la voluntad para mantener claridad en la tarea fijada.

La académica dijo que por lo general, las personas tienden a tejer historias o narrativas alrededor de cualquier pensamiento que surge sobre eventos que ya sucedieron o que no ocurrieron y que suelen estar impregnados de emociones aflictivas o positivas.

“En dependencia de ellos nos producimos estados de bienestar o malestar reales, con acontecimientos ficticios que fueron creados en la mente. Sin embargo, al ser pensados el cerebro los toma como hechos, de ahí la secreción de cortisol o endorfinas”, abundó.

Dijo que con el entrenamiento de la atención se pretende que las personas mantengan un equilibrio mental para que sus pensamientos no los lleven de un estado emocional a otro, situación que se asocia con estados de estrés.

De esta forma, aseguró, se actúa en la inhibición de las reacciones automáticas de las emociones y se producen cambios en la estructura y funcionamiento cerebral.

Sin embargo indicó que las emociones no desaparecen, pero al presentarse la reacción fisiológica los individuos poseen ya la competencia cognitiva de elegir cómo actuar.

La práctica, a su vez, permite desarrollar la habilidad para abordar los eventos cotidianos, antes estresantes, con opciones asertivas no experimentadas con anterioridad, manifestó.

En consecuencia, las personas son capaces de percatarse de sus reacciones fisiológicas mediante la atención hacia sí mismas y darse cuenta de ellas a través de las sensaciones corporales, interpretadas o traducidas como una emoción, apuntó.

Al tomar conciencia, cada individuo emerge la capacidad de elegir cómo actuar; se toma la responsabilidad de las emociones, se aprende a no ceder ante otros individuos o situaciones, menciona la especialista.

Y sobre todo, añade, las personas son capaces de crear sus estados de ánimo y construir su propio bienestar; además, al ser menos manipulables, se logra el empoderamiento.

Otro elemento que se maneja en el taller es la autorregulación, que es la gestión del bienestar personal a partir del autoconocimiento, pues es necesario conocerse para saber qué se requiere y actuar de manera asertiva.

“Si se tiene una mayor autorregulación de las emociones, los estudiantes, por ejemplo, aprenden a concentrarse mejor y optimizan su rendimiento escolar”, precisó.

Información de Notimex.

TAGS: , ,