Monitor Nacional
¿Bocanada de aire freso?
Desde el Volcán | Miguel Villaseñor
19 de abril de 2017 - 11:16 am
columnamiguel-monitor
La corrupción y los malos gobiernos priístas han sido tantos y tan escandalosos en los últimos años que me atrevería pensar que la gente ya está harta del partido y de sus groseras mañas

Sobre la reciente captura del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, mucho se ha dicho en los medios, entre analistas, periodistas y la opinión pública. Se ha mencionado sobre lo sospechoso de que en pleno tiempo electoral se le haya capturado; de lo fácil de su captura, pues un prófugo de la justicia buscado por la Interpol no se hospeda en un ostentoso complejo turístico; de esa risa que pareciera hasta cínica y claro, de que con ello, el PRI busca una bocanada de aire fresco, ganar un poco de credibilidad rumbo a unas elecciones que se visualizan complicadas y en donde se aprecia una posibilidad real de perder la gubernatura del Estado de México, principal bastión del partido y del grupo político que gobierna el país.

Y puede que haya algo de razón, porque claro, pudieron haber arrestado al otro Duarte, al de Chihuahua, o a ex gober de Quintana Roo, pero como el caso de Veracruz fue más escandaloso y descarado, este les puede ser más gratificante, tiene más relevancia, le da más reflectores al caso. Con esto las capturas de Veytia en Estados Unidos y el señalamiento de corrupción de Emilio Lozoya, ex director de Pemex, se olvidan. Y claro, la PGR y el gobierno mexicano (léase PRI) quedan como los héroes del caso.

Pero hay algo más, si la simple captura del señor Duarte de Ochoa no les ajusta para subir en las preferencias y ver una mayor posibilidad de triunfo en su principal cloaca (Edomex), donde el primo del presidente está en riesgo de perder la elección, pueden utilizar al recién capturado para que declare en contra del principal adversario del PRI en esta y la próxima elección de 2018: Morena. Recordemos que el año pasado, durante la campaña, el entonces candidato del PAN, Miguel Ángel Yunes, hizo señalamientos de que Duarte y López Obrador tenían acuerdos para impedir que el PAN ganara en Veracruz y que este último recibía cantidades millonarias de dinero por parte del ex mandatario veracruzano. Eso podría ser utilizado para intentar desinflar a Delfina en Edomex y a AMLO a nivel nacional.

¿Pero sabe qué? En realidad, yo ya no creo que les ajuste. La corrupción y los malos gobiernos priístas han sido tantos y tan escandalosos en los últimos años que me atrevería pensar que la gente ya está harta del partido y de sus groseras mañas. No tendría por qué alcanzarles con esto para lograr ganar la elección del Estado de México y mejorar la imagen del gobierno rumbo al 18. Para ello tendrían que capturar, enjuiciar y encarcelar a todos los demás gobernadores y funcionarios públicos señalados de corrupción y nexos con el narcotráfico, principalmente. La gente ya debe tener bien en mente que el “Nuevo PRI” resultó ser igual o peor que el viejo.

Si la recaptura del “Chapo” no les ajustó el año pasado y les fue como en feria en las elecciones, este caso yo creo que les ajustará menos. Esa es mi opinión, y espero no equivocarme.

TAGS: , ,