Ver más de Gametrics, Opinión

Capítulo 1: Pesadillas

No recuerdo cuando fue la última vez que una pesadilla me hizo cambiar por completo mi rutina, fue oscuro, frío y borroso, y sí, por alguna extraña razón soñé con mi padre.

En el sueño me encontraba solo en casa, era de noche y la tormenta completaba el escenario perfecto… de repente, escuché un ruido que me heló, venía del patio; pero después de un momento, todo parecía ser mi imaginación. Cerré mis ojos y nuevamente, lo escuché, sin embargo, en ese instante, recordé aquella lámpara de mano que mi padre me obsequió para asustar a los monstruos que se escondían en lo más profundo de mi habitación, así que decidí tomarla y levantarme, tras dar un clic y un típico golpe, la lámpara titubeó y por fin encendió.

Recorrí la persiana y apunté con la lámpara hacia el patio al dar clic la luz iluminó la silueta de una persona que se encontraba parada en el patio, al instante la luz parpadeó un segundo y la persona había desaparecido, al mismo tiempo escuché un golpe en la puerta de la cocina, sí, aquella presencia oscura estaba dentro, casi por reflejo corrí al desván, prendí la luz sin éxito y me dirigí a ese gran ropero y con la lámpara como única arma cerré los ojos.

Escuché pasos subiendo hacia el desván, sabía que el fin se acercaba, estaba solo, sin luz, y solo recordaba aquella historia que mi padre me contaba cuando tenía miedo, la lámpara era mi única opción.

La perilla de la puerta del desván se movió, unos cuantos metros dividían aquella presencia oscura de mi, y la luz de aquella lámpara era la única opción. Escuché un ruido,  estaba moviendo algunas cosas, ¿buscándome o buscando algo?

La sensación de no estar solo era latente cuando me percaté que estaba del otro lado de la puerta de ese ropero, yo temblaba y mis manos sudaban, justo cuando la puerta se movió para tener mi encuentro con la presencia oscura, lo único que pude hacer fue cerrar los ojos y presionar el botón de la lámpara apuntando hacia aquel ente, se escuchó un destello fuerte en toda la casa, por unos segundos me quedé inmóvil y cuando abrí los ojos lentamente, la luz había regresado en todo el fraccionamiento y mi casa estaba totalmente iluminada, no había rastro de la presencia oscura.

Salí lentamente del ropero y vi que algunas cajas de aquel desván estaban en el suelo, ¿acaso la presencia oscura quería mostrarme algo? Me acerqué y vi que eran cosas de mi padre, pero, ¿qué significaba? En ese momento un ruido me hizo despertar de golpe, era la alarma que suena a las 6:00am como todos los días, era el final de esa pesadilla, ¿o el comienzo?