Monitor Nacional
Cascada de Quetzalapan, atractivo ubicado en el Pueblo Mágico de Chignahuapan
Estados | Redacción
27 de diciembre de 2015 - 11:38 am
Cascada-MN
En cualquier temporada del año, la cascada es visitada por cientos de personas, principalmente por habitantes de la ciudad de México

Ciudad de México.- El Pueblo Mágico de Chignahuapan es atractivo no sólo por su importante producción de esferas navideñas, sino también por sus fiestas tradicionales y sus paisajes naturales, como la Cascada de Quetzalapan.

Este sitio está localizado a ocho kilómetros de la cabecera municipal. En cualquier temporada del año, la cascada es visitada por cientos de personas, principalmente por habitantes de la ciudad de México, quienes buscan escaparse de la rutina y el estrés, así como por extranjeros provenientes de India, Alemania, Francia y Estados Unidos, entre otros.

Sandra Muñoz, guía en la cascada de Quetzalapan, en entrevista con Notimex, informó que este lugar, antes de ser un parque recreativo, fue la fuente de energía eléctrica para las poblaciones aledañas y pertenecientes a los municipios de Chignahuapan, Zacatlán y Aquixtla.

“En esta área se fundó la hidroeléctrica el 25 de mayo de 1930, por ello es que durante el descenso a la cascada se puede observar aún una casa en ruinas, las turbinas, rejas, y parte del equipo que se trajo de Alemania y que emplearon entonces las personas antes de que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se hiciera cargo de su funcionamiento”, dijo.

Desde hace nueve años los socios fundadores decidieron convertir estas instalaciones en un parque recreativo, donde los paseantes pueden practicar algunas de las actividades que ofrece, como puente colgante, tirolesa, tiro con arco, y área de camping, donde también se les otorga leña o carbón para sus fogatas o para los asaderos.

Este parque está abierto los 365 días del año y para llegar a la caída de las cascadas es necesario descender 365 escalones de piedra, que a decir de los lugareños, cada uno de estos escalones se colocó uno por cada día del año.

Por las postales que ofrece esta zona, los visitantes quedan maravillados de la creación de la naturaleza, pues se puede bajar al pie de la cascada dentro de una hermosa vegetación.

Por las mañanas se escucha el canto de los pájaros y eso enamora, mientras que la caída del agua de la cascada ayuda a relajarse y olvidarse de toda preocupación. Para llegar, hay que tomar la carretera federal 119 rumbo a Zacatlán y a la derecha se encuentra el ramal de terracería que conduce a la caída de agua.

El costo de ingreso es de 25 pesos por persona y 15 pesos para las personas de la tercera edad. Asimismo, en este periodo de vacaciones decembrinas los paseantes pueden acudir a la Sierra Norte de Puebla y visitar el zócalo del Pueblo Mágico de Chignahuapan, donde las autoridades municipales, por segundo año consecutivo, erigieron un árbol de Navidad de 56 metros de altura, adornado con reflectores de color y figuras con iluminación.

A unos cuantos pasos del Palacio Municipal también se encuentra una esfera de luz blanca que mide 14 metros de diámetro, y que ha sido muy solicitada por los paseantes para tomarse la fotografía del recuerdo, ya sea por fuera de la esfera o desde su interior, donde se ubican unas bancas para el descanso de los caminantes.

Antes de partir a su lugar de origen, los visitantes pueden conocer también la Basílica de la Inmaculada Concepción, que en su interior resguarda a la Virgen de la Concepción, una imagen de 13 metros de alto tallada en madera.

En temporada alta, autoridades municipales estiman que a este Pueblo Mágico llegan en promedio 90 autobuses turísticos por día, y la cifra se llega a triplicar los días sábado y domingo, provenientes de diferentes partes de la República Mexicana, principalmente de la zona centro.

Información de Notimex

TAGS: , , ,