Monitor Nacional
Ciclos
Oídos Sordos | Eduardo Silvestre
12 de junio de 2017 - 10:56 am
cerrar-ciclos
Recuerda, no trabajes ni luches para ser mejor, mejor trabaja fija tus metas y traza tus sueños, encuéntrate y serás mejor, pero no mejor a secas, si no, una mejor y gran persona

Tal vez los ciclos, el tiempo o la vida misma, nos da las herramientas necesarias para poder descubrir lo que somos en realidad, o descubrir  para qué estamos en este camino, pero a veces estamos tan distraídos que no solo vemos y dejamos pasar, si no que al mismo tiempo ignoramos nuestra realidad misma por falta de coraje y atrevernos a ir por lo que por lo que por derecho nos corresponde” ESHM

Quise iniciar con esa pequeña reflexión para poder ir asentando a lo que en verdad me quiero referir, y no es que no sea claro, simplemente por la intención de ya tener un tiempo señalado de no redactar mis locas ideas y no fue por falta de tiempo o por falta de desinterés, simplemente seguí el consejo que viene en un dicho ya muy recurrente en nuestra sociedad y es “Procurar que las palabras sean mejor que tu silencio” y como no tenia nada bueno que decir, bueno seguí ese buen dicho, pero ahora  por falta de práctica pudiera decir algo que ofenda a la perspectiva de muchos, y pido de antemano una disculpa previa, solo por si acaso y por si las benditas dudas, pido disculpas previas.

Ahora bien y diciendo lo anterior , iniciemos; Que pasaría por la cabeza del poeta William Blake allá por el año de 1816  en el que uno de sus escritos decía algo más o menos así “Si las puertas de la percepción estuvieran abiertas, veríamos la realidad tal como es, INFINITA”

Que trataba de decirnos, acaso ver más allá de un estatus, de un apellido, de una clase, de una posición privilegiada, o solo trataba de decirnos que entre más nos atrevamos de observar lo que en realidad somos, podremos otorgarle un valor real y no simulado a este presente cada vez más denigrado por condicionantes ajenas.

Por qué lo menciono, hace 2 semanas platicaba con una persona talentosa y llenas de ideas y proyectos, pero tristemente ninguno de ellos se había materializado, viendo aquel persona me vi reflejado y quise preguntarle la razón, pero antes de mandarle la pregunta él respondió y dijo por la misma falta de oportunidades para los jóvenes talentos, quise alegar que tal vez no había podido encontrar los medios o las plataformas necesarias a lo que me respondió con un gesto y risa en los labios”Cómo  puede haber oportunidades para los jóvenes normales, si muchos que lo intentamos no lo logramos, porque hijos de políticos, gente que lleva un estatus son aquellos que obtienen antes que uno esas oportunidades” y de ahí solo le dije pudieras tener razón, hablamos de otras cosas y después cada quien siguió su camino, me quede pensando y pensando y hasta el día de hoy pudiera tener  una respuesta y quise compartirla por este medio y con ustedes así que sin entremés va sin pausa.

La realidad en esta vida nos lleva por caminos complejos algunos bastos y otros tan cortos que al finalizar esta frase ya están terminando, si bien es cierto que muchas personas por el simple hecho de llevar un apellido sobresaliente son puestas en cargos o en responsabilidades de mayor nivel que muchos de nosotros, pero ello no significa que esas personas sean las indicadas para cumplir con dichas encomiendas, ya sean en el sector privado, como en el público y al finalizar el día, una semana o inclusive algún ciclo de tiempo determinado, quédate con la idea que será desenmascarada su ignorancia y su falta de talento, toda persona por naturaleza tiene un valor agregado, un miedo, una mentira y un secreto, oculto pero al final, vale la pena decir, que no hace falta competir con alguien mas, si no, todo lo contrario para ser mejor persona es necesario centrarnos en competir con nosotros mismos y exponernos al miedo más oculto que tengamos y solo así, seremos libres de todo, inclusive de nosotros mismos.

Hay tantas cosas que no están en nuestras manos, pero muchas sí, y en ellas es donde debemos dar ese plus y reencontrarnos para salir adelante, de nada sirve quejarnos si no actuamos, de nada sirve luchar si no perdemos y de nada sirve ganar si no sacrificamos algo.

La vida se vive en momentos, en tiempos, en ciclos, pero en cada de ellos te expones a la realidad y te sientas como tal sin fingir quien eres, en un momento todo se acomodara y las piezas de este gran rompe cabezas llamado destino se formará y sabrás con exactitud cual es tu lugar.

Recuerda, no trabajes ni luches para ser mejor, mejor trabaja fija tus metas y traza tus sueños, encuéntrate y serás mejor, pero no mejor a secas, si no, una mejor y gran persona.

Nos leemos la próxima semana

TAGS: , ,