Monitor Nacional
Ciudad de México, ciudad museo
Portada | Javier Malo
21 de septiembre de 2015 - 8:43 pm
image9
Al recorrerlo, el Distrito Federal te rodea de arquitectura, escultura, pintura y sobre todo, historia sin fin

Franz Mayer, Carlos Slim, Carlos Monsiváis, Rufino Tamayo, Diego Rivera, Frida Kahlo, Dolores Olmedo, Luis Barragán, Mathías Goeritz, Leonora Carrington, Jorge Marín, son algunas de las mentes que me han sorprendido y enamorado aún más de la Ciudad de México; personajes que viven o vivieron ésta ciudad y han dejado rastro imborrable que les hace lo que el viento a Juárez. Habitantes eméritos que se han ganado un espacio, el respeto y trascendencia.

Considero que la trascendencia de la Ciudad de México, comienza en sus habitantes y visitantes, éstos que en la capital encontramos el infinito; habitantes que aprenden, construyen, aportan, continúan aprendiendo y entrando a la ciudad del tiempo sin fin.

La ciudad de México es una de las Ciudades en el mundo, que cuenta con el mayor número de museos, e incluso con las esculturas de Leonora sobre Reforma, un Marín cerca de Chapultepec, la Ruta de la amistad de Goeritz, la poderosa arquitectura del Soumaya, la Plaza de las tres culturas, las innumerables esculturas que habitan en los parques y la historia que guarda o esconde cada rincón, hacen a la ciudad misma un museo en sí.

La infinidad del Distrito Federal, tiene un museo para cada uno de sus habitantes, más lo interesante radica en el camino para llegar a él, recorrer los tantos museos y espacios públicos, hasta llegar a una meta aparentemente finita que gozará de nuestra frecuencia y favoritismo.

Las puertas que abre la Biblioteca Nacional, la Biblioteca Vasconcelos, las cafebrerías, los Fondos de Cultura Económica y espacios pro lectura, nos llevan a conocer más allá de lo que podemos caminar o actualmente vivir, lecturas que muy posiblemente nos guíen posteriormente a un museo, o a entender aun más la riqueza del Castillo de Chapultepec, el gozo del Estanquillo o la magnitud que representa un museo de Memoria y Tolerancia.

La Ciudad de México tiene la doble bondad de descubrirte mientras la descubres a ella, de cuestionar las posibilidades y encontrar o fortalecer tus capacidades para dejar una huella en la gran ciudad.

Ser una de las ciudades más ricas del mundo, nos hace –si así lo deseamos- unos de los habitantes más ricos del mundo, de algo que no se puede comprar con dinero, sino con pasión y tiempo.

La primera vez que ves el Palacio de Bellas Artes, el Museo del Templo Mayor, las traineras en Xochimilco, los mariachis en Garibaldi, Sanborns de los azulejos, la Casa Azul, la Diana, la Fuente de Cibeles y cada noble fragmento de arte que coexiste con nosotros, además de ser nuestros cimientos, nos invita a detener os y tener un momento de reflexión.
Descubre tu museo o espacio favorito, cuando estés ahí, él te descubrirá a ti.

image1

image2

image3

image4

image5

image6

image7

image8

image10

image11

image12

TAGS: , , ,