Monitor Nacional
Ciudadanos incorruptibles
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
8 de febrero de 2016 - 4:04 pm
mn15
Como ciudadanos, estamos seguros que la corrupción merma cualquier sistema que tiene como propósito la democracia

Ciudad de México.- Como ciudadanos, estamos seguros que la corrupción merma cualquier sistema que tiene como propósito la democracia; sin más preámbulo, esta práctica constante puede limitar el desarrollo pleno de la gobernanza y la ciudadanía como un vicio que se retroalimenta y repite cíclicamente.

Sin embargo, a pesar de lo inminente que parece ser la cadena causal de la corrupción en los sistemas democráticos, enfrentarla parece ser más difícil que su reconocimiento desde la esfera política. La semana anterior, el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. y el Centro de Estudios Espinosa Yglesias presentaron la iniciativa para crear la Ley General de Responsabilidades Administrativas (Ley 3 de 3), misma que nos hace reflexionar sobre esta práctica “común” en el actuar institucional de los mexicanos.

Sin más, y esperando que el estimado lector pueda puntualizar sus propias conclusiones, le comparto tres perspectivas (en plena correspondencia de esta propuesta) sobre la Lay 3 de 3:

  1. La movilización ciudadana a favor de enfrentar la corrupción no es una alternativa: me refiero a que, en el fundamento de lo que se puede considerar como ciudadano, no hay marcha atrás discursivamente, enfrentar la corrupción es la opción para que el sistema camine adecuadamente, es una obligación sin más alternativas.
  2. La corrupción va más allá de la regulación formal si consideramos que es la maestra de la informalidad: por tal motivo una iniciativa de ley puede mermarla o catapultarla, considerando que hace referencia a valores y construcciones que se encuentran integrados y entrelazados en la base social.
  3. La iniciativa crea una Ley General como respeto a la construcción del federalismo en México: en este sentido, es importante señalar que el funcionamiento de esta Ley es una buena propuesta pero que puede ser lenta en su implementación, ese es uno de sus mayores costos al puntualizarla como “general”.

Felicito una propuesta ciudadana que nunca llega tarde, como esperamos tampoco sea tarde para las aportaciones y mejoras a la misma; enfrentar la corrupción implica ir más allá de la iniciativa de ley, eso hace referencia a ciudadanos comprometidos, responsables, informados y dispuestos a no dejarla crecer en las raíces de nuestro sistema y eso, es una práctica totalmente constante de ciudadanos incorruptibles.

 

TAGS: , ,