Monitor Nacional
Como la Peste Negra
Portada | José Gregorio Contreras
30 de marzo de 2016 - 2:49 pm
el_triunfo_de_la_muerte_2000x1419
En el segundo tercio del siglo XIV, surgió una de las enfermedades que ha cobrado más cantidad de vidas a lo largo de la historia, la peste negra

En el segundo tercio del siglo XIV, surgió una de las enfermedades que ha cobrado más cantidad de vidas a lo largo de la historia. La Peste Negra, o también llamada La Plaga, es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria denominada Yersinia pestis que ocurre por transmisión animal y se encuentra principalmente en pulgas y roedores salvajes como ratas, ardillas o perro de las praderas.

La Peste Negra llegó a Europa a través del Mar Negro por el comercio textil desde China y Asia central en el siglo XIV, iniciando su recorrido por el sur de Italia.

La población de Europa antes que llegará La Plaga, se estima en ochenta millones de personas. Las consecuencias fueron devastadoras, estimándose cuarenta y dos millones de personas fallecidas según censo solicitado por el Papa Clemente en ese entonces. Otros hablan de veinticinco, treinta millones de personas.

En realidad no hay censos realmente confiables, pero lo cierto que en base a los documentos de la época, quizás hayan tenido razón.

Esta enfermedad estuvo presente en Europa durante 400 años hasta que finalmente desapareció. En esa época no había explicación de esa calamidad y todo era atribuido a un castigo de Dios, no existiendo el conocimiento científico necesario para poder combatirla.

Hoy en día, tenemos un mayor conocimiento científico y tecnológico para enfrentar este tipo de enfermedades sin que haya las mismas consecuencias. Sin embargo, en el transcurrir del tiempo los problemas que afectan a la población humana no solo corresponden a los de tipo infeccioso, hemos creado enfermedades de índole financiero que tienen su base en temas como la superpoblación, el desarrollo de nuevas tecnologías que incrementan la automatización de procesos, el aumento de la expectativa de vida, por mencionar solo algunos.

A pesar, que hoy tenemos más conocimientos y entendemos la razón de muchas cosas de las que nos rodean, entramos en el plan de hacer caso omiso y seguir adelante sin querer medir las consecuencias que eso acarrea.

Si bien es cierto, que actualmente muchas enfermedades tienen tratamiento, el costo del mismo muchas veces se escapa de las posibilidades económicas que tenemos para enfrentarlas, inclusive, aquellos que tienen seguros otorgados por el Estado, se están dando cuenta que la atención cada día está más deficiente, no por la calidad de los servicios, sino por la enorme cantidad de asegurados que hacen imposible que todos sean atendidos en tiempo y forma.

Por otro lado, querer jubilarnos como adultos mayores cada día se va haciendo más dificil, encontrando personas mayores de 70 años que están pensionados, pero que continúan trabajando porque la pensión obtenida después de muchos años de trabajo no les alcanza para sus necesidades básicas.

Esta situación no es como La Peste Negra, donde la gente no sabía qué hacer y moría sin remedio. En estos días todos estamos informados y existen no varias, sino muchas alternativas para no padecer una crisis de índole económico en caso de cualquier evento desafortunado. No estamos hablando de un futuro ni cercano ni lejano, estamos viviendo esta situación AHORA.

Ahorrar, invertir y protegerte mediante una amplia cartera de seguros de vida, está a la mano de todos.

Hoy en día, al igual que en el siglo XIV, estamos viviendo en un periodo de desconocimiento, con la diferencia que en aquel entonces era un desconocimiento real, donde el hombre no sabía cómo enfrentar esa y otras enfermedades de la época. Actualmente, estamos ante la presencia de un desconocimiento intencional donde solo se quiere vivir el momento sin medir las consecuencias, donde queremos creer que nada nos puede pasar y que Dios proveerá.

TAGS: , , , ,