Ver más de Emprende seguro

Compactarse, desaparecer o adaptarse

Unos de los temas que han perdido luz por tantas visitas y eventos sociales que hubo en México (y pagamos los mexicanos) es el del presupuesto base cero, según me dicen, ni es tan pre-supuesto, ni es tan base cero, pues se tiene comprometido alrededor del 73% del gasto, es decir, aquí estará un poco difícil dar tijera.

Nos queda, mediante complicadas operaciones matemáticas, el 27% para dar un apretón a los tirantes (porque ya no será de cinturón), con tanto apretón de cinturón vamos a parecer chiquillos mal fajados, además como dijo Garcilaso «Si me aprietan el cinturón me dolerá el estomago, pero si me aprietan los tirantes no quiero pensar dónde me va a doler».

Si 2016 sigue al 2015, entonces a partir de enero tendremos que estar muy avispados en dónde y en qué vamos a gastar nuestro dinero, esta es la preocupación de quienes tienen que programar la reducción de ingresos para el Gobierno Federal.

Me pregunto en qué nos afectará a ti y a mí que no haya dinero, a mi entender hay varios puntos en el horizonte que deberás atender si no quieres que la fiebre se te convierta en calentura, de esa que no te va a gustar tener, en verdad te lo digo.

Se me ocurre, porque consejos no doy, que:
• Si hay menos dinero, una persona coherente tendrá que gastar menos, eso también lo está haciendo el Gobierno Federal.
• Cuando hay poco dinero, gasta primero en lo que te bebas, en lo que te pongas y en lo que te comas, ¡así de fácil!
• Te quedan -nos quedan- «¡hay Dios!», dice Jovita cuando tiembla, seis meses para pagar tus deudas, especialmente las que tengan que ver con intereses muy altos, por favor, paga ese tarjetazo cuanto antes, ahora que todavía puedes y las opciones no se han cerrado.
• En verdad, si no pagas y te sigues gastando lo que no tienes en todas las ofertas que te pongan pronto parecerás griego en referéndum, es decir, la mitad de tu ser dice que pagues y la otra, al igual que en Grecia, te dirá que no pagues.

Además existe lo que los economistas llaman propensión marginal a consumir, en eso los mexicanos aquí, si no todos, al menos los que conozco, entre más ganan dinero más gastan, en lugar de que entre más ganen más ahorren. Ahora la clave será la propensión marginal, es decir, no gastar, o sea que entre menos ganes menos gastes.

Nos leemos la próxima semana en «Emprende Seguro» y por favor, piensa las excusas que le darás a tu mujer cuando te pregunte hasta cuándo tendrás otra vez dinero, me late que no te van a dar mucho cariño⬦