Ver más de Portada

Con 76 votos a favor, 44 en contra y 3 abstenciones, el Senado aprueba la Ley de Seguridad Interior

Ciudad de México.- Al filo de las 3 de la madrugada, el pleno del Senado mexicano aprobó en lo general, por 76 votos a favor, 44 en contra y 3 abstenciones, la Ley de Seguridad Interior.

Lo anterior, tras casi 12 horas de debate con más de 40 participaciones en tribuna, escaso debate y con el voto fragmentado de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), cuya bancada se partió: una mitad aprobó el proyecto junto con PRI y Verde, mientras que otra se sumó al bloque PT-Morena, PRD e independientes en contra.

Los 34 artículos del dictamen, más los transitorios, fueron reservados por completo durante el debate en lo particular, que inició inmediatamente después de la votación general. Las senadoras Angélica de la Peña y Dolores Padierna reservaron todo, mientras que el propio senador Zoe Robledo cuestionó el mismo nombre de la ley.

La correlación de fuerzas en esta larga sesión se prefiguró cuando alrededor de las 16:00 horas se votó la moción suspensiva presentada por De la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos: 68 votos del PRI, Verde y de varios panistas en contra de la moción, mientras 39 votaron a favor y ninguna abstención.

Hubo momentos importantes del debate, cuando el senador panista Roberto Gil Zuarth subió a la tribuna a defender el dictamen. Acusó a la mayoría de los participantes y opositores a la ley por hacer señalamientos “frívolos”. Calificó como “maniqueo” decir que el Ejército es el mayor violador de los derechos humanos, ante la pregunta de la senadora Dolores Padierna: “¿cuál ha sido el resultado de los derechos humanos tras once años de participación de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública?”.

La seguridad interior es “un concepto ambiguo, oscuro e híbrido” entre seguridad pública y seguridad nacional, argumentó De la Peña, quien también lamentó “la simulación del diálogo” de la mayoría priista y del presidente Enrique Peña Nieto.

De la Peña les reprochó: “no hay que partidizar un tema como éste, pero, ni modo, hoy con su decisión ustedes están partidizando”.

Por su parte, el senador panista Víctor Hermosillo, uno de los más firmes opositores, sentenció que esta ley constituye “la joya de la corona del fracaso de la administración de Enrique Peña Nieto”.

Información de Proceso.