Monitor Nacional
Con todo mi corazón
Proyecto de vida | José Gregorio Contreras
16 de junio de 2016 - 4:58 pm
PROYECTO-DE-VIDA
Realizar un plan de vida es lo más importante que puedes hacer para darle forma a tu futuro

Tic-tac, tic-tac, tic-tac, son las 5 de la mañana y es el único sonido que se escucha en toda la habitación. Juan Penacho tiene cuatro horas de haberse acostado y ya está nuevamente despierto. Si no sale en 30 minutos llegará tarde a su trabajo. El domingo es el día que puede descansar a gusto, disfrutar plenamente de su familia y organizar sus ideas para la semana siguiente.

-¡Que forma de trabajar la de Juan!- le dice Ranchuca- amiga de Juan. Efectivamente, 10 horas de jornada laboral y 6 horas de tiempo de viaje es la rutina de la que ella habla.

-¡Si no lo hago ahora que estoy joven cuando lo hago! – dice juan a su esposa- hay que cumplir las metas que nos planteamos cuando nos casamos.

-Eres un adicto al trabajo- le dice Carmela, esposa de juan- no me vas a durar vivo mucho tiempo, continua-. Juan al escuchar esto la mira fijamente y le contesta con cariño: – No soy “workaholic”, trabajo con todo mi corazón.

-¿Qué significa eso? – le preguntó ella desconcertada.

Juan Penacho continúa explicando – Para mí lo más importante eres tu y los chamacos y la única forma que sé para mejorar nuestra vida es trabajando duro y continuo. MI trabajo no es un fin, es un medio para lograr lo que queremos y necesitamos. Si entiendes eso, lograremos nuestros sueños.

Para lograr las metas financieras que quieren y necesitan la  mayoría de las personas se requieren dos cosas: Dinero y tiempo. Esto lo tiene muy claro Juan Penacho, y aunque él está trabajando muy fuerte en estos momentos, tiene claro hasta que momento necesita hacerlo. A diferencia de muchos, Juan tiene un plan, uno en el que tiene contemplado todo lo que debe hacer para lograr su proyecto de vida.  A cada una de sus metas financieras le ha colocado un monto y ha hecho estimaciones para determinar en cuánto tiempo las puede cumplir considerando cuánto gana actualmente y estimando cuánto ganará en el futuro.

Si realizas tu plan ya tienes la mitad del camino recorrido, solo te queda llevarlo a cabo y mantenerte atento al cumplimiento del mismo. Tanto tú como los miembros de tu familia están al acecho de muchas tentaciones que el mercado ofrece continuamente: compras a plazos, pago sin intereses, compra ahora y comienza a pagar en noviembre, etc. Es por ello que las metas muchas veces los compromisos se deben hacen por consenso familiar.

Si aún no tienes tu familia es mucho más fácil comenzar tu plan, porque tú eres el único que tiene decisiones que tomar y es mucho más fácil controlar el gasto. Esto lo pensó Juan Penacho y definitivamente tiene razón. Bien es cierto que al estar más joven no piensas en futuro, quieres vivir el presente y comerte al mundo, pero estas en una época donde ya no puedes pensar de esta manera. El futuro sin ahorros, ni inversiones, ni vivienda no solo te hará vivir en la pobreza, estas literalmente atentando contra tu existencia.

Afortunadamente no estás solo, hay otros jóvenes en tus mismas circunstancias. ¿Por qué no promover reuniones con personas de tu misma generación y tratan sobre temas financieros y protección patrimonial? De esas pláticas puede que salgan buenas ideas, inclusive, pueden existir iniciativas de reunirse con expertos en el área financiera y realicen charlas donde todos aporten ideas y se produzca un buen efecto de sinergia.

¡Hasta la próxima vez!

 

TAGS: ,