Monitor Nacional
Crisis de Políticas Públicas
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
5 de octubre de 2015 - 5:08 pm
crisis-MN
Nos encontramos en un panorama limitado para las políticas públicas y ampliado para las acciones gubernamentales, aquí la diferencia

Hoy, en México, las políticas públicas son ese escenario de oportunidad que hemos dejado ir por volcarnos a las acciones administrativas del proceso gubernamental, ¿a qué me refiero?

Si retomamos una política gubernamental, que consideramos política pública (no todas las políticas tienen el atributo de lo público, no toda acción gubernamental es una política) debemos reflexionar sobre su contenido y sobre tres atributos centrales que le dan un enfoque científico a eso que llamamos política pública:

  • Contextualidad: este atributo se cumple cuando se conjugan acciones que se adaptan a la situación coyuntural de la aplicación de la política.
  • Orientación: cuando se reconoce formalmente un problema público y se desea enfrentar con metas claras, condiciones precisas y proyecciones posibles de soluciones con resultados positivos a favor de la sociedad.
  • Diversidad: la construcción de un método claro que se tome con base en decisiones con la participación de diversos actores, fortalecidas en la pluralidad.

En este importante argumento de tradición teórica podemos inferir e incluso forzar a las acciones gubernamentales para que entren en cada uno de los atributos. Sin embargo, no todas las acciones que cumplan con estas condiciones pueden consolidarse como públicas, ese atributo se le otorga cuando la acción, a favor de lo público, existe para revertir situaciones indeseables (en este caso problemas públicos) logrando así garantizar un interés mayor a favor de la sociedad. Si no se cumple, estamos en un importante conflicto profesional y científico en el ámbito de lo político y de las políticas públicas, ese concepto que se utiliza desmedidamente sin conocer sus verdaderos atributos y resultados.

Sugiero, en el sentido profesional, que no se utilice el concepto de “políticas públicas” si no se le da el peso con el que ha sido construido a lo largo de los años de precisiones científicas y metodológicas para su aplicación y desarrollo.

Esta reflexión trae una importante etiqueta para nuestro país: para enfrentar los profundos retos que hemos arrastrado por años no sólo se debe fortalecer la acción de la Política (con P mayúscula) también, con un método preciso y profesional, las Políticas Públicas, mismas que han tomado un nuevo lugar en los discursos político y electoral, pero un lugar totalmente rezagado en la práctica y en el conocimiento de sus “practicantes”. Sí, además de todo, estamos en una crisis de Políticas Públicas en México.

Político: si contemplamos el espacio de las políticas públicas dentro de un aspecto profesional de la Política, no logramos identificar la importante aportación social que puede existir al crear y profesionalizar la Política Pública, no sólo en un aspecto de herramientas y métodos, también, en el ámbito de los recursos humanos (que diseñan, implementan y evalúan a las mismas).

Social: parte importante del reconocimiento de las acciones de las políticas públicas surgen de la sociedad, misma que su papel participativo no logra llenar los vacíos de las políticas públicas (lo que no es el objetivo, por supuesto), pero puede aportar y participar en los conocimientos del diseño, la implementación y la evaluación de las mismas, exigiendo el cumplimiento de políticas públicas y no sólo de acciones gubernamentales desprendidas de compromisos administrativos.

No es necesario extenderme para ampliar el mensaje de conseguir una reconfiguración en la política pública del país y de quienes participan en ellas; también es un llamado para quienes están y estarán al frente de cada uno de sus procesos.

TAGS: , ,