Monitor Nacional
Crítica: Brooklyn
El Gurú del Cine | Álvaro Espíritu Santo
8 de diciembre de 2015 - 11:52 am
Brooklyn-MN
El reparto de la cinta es complementado por Jim Broadbent, Emory Cohen, Julie Walters y Domhnall Gleeson, actores que complementan este universo lleno de contrastes

En un puerto de Irlanda, una joven inmigrante llamada Eilis (Saoirse Ronan) lleva todas sus pertenencias en una pequeña maleta para abordar un barco que la llevara a Estados Unidos.  Ante la falta de oportunidades en el pueblo de Eilis, la única opción es cruzar el océano en busca de una vida mejor.

Esta es la trama de “Brooklyn”, cinta dirigida por John Crowley y adaptada de la novela homónima de Colm Toibín.  Esta es una de esas cintas que puede sonar algo simple, o quizás como algo que ya has visto anteriormente, pero es la ejecución de la historia y la emoción que transmiten los personajes lo que terminará por atraparte.

“Brooklyn” es una cinta donde cada recurso, personaje y  momento se siente completamente utilizado en beneficio de la historia.  Eilis, la protagonista de la historia tiene el suficiente peso emotivo y dramático gracias a una increíble interpretación de la actriz Saoirse Ronan.  Esta es una mujer que esta completamente devastada por dejar atrás su hogar, pero termina encontrando el verdadero lugar donde pertenece gracias al amor.

El reparto de la cinta es complementado por Jim Broadbent, Emory Cohen, Julie Walters y Domhnall Gleeson, actores que complementan este universo lleno de contrastes y que sirven para dar contexto a una época donde la migración a Estados Unidos cambio por completo a dicho país.

Emory Cohen interpreta a Tony Fiorello, un joven italiano que termina cautivando a Eilis en un baile de la comunidad.  La relación entre estos dos personajes demuestra química desde los primeros minutos, y hace de la historia una delicia.  Como espectador, te ves involucrado en la relación de estos dos personajes, y esperas que todo termine bien antes de que los créditos finales inicien.

La fotografía de “Brooklyn” es sutil, pero esta increíblemente bien lograda.  Cada acto de la cinta tiene diferentes tonalidades, mostrando  como la vida de Eilis es completamente diferente según la situación en la que se encuentra.  Así mismo, el vestuario también logra reflejar esto; logrando que veamos por completo la transición del personaje en 111 minutos de duración.

El diseño de producción de la cinta es una delicia visual.  Todos los detalles están bien cuidados y logran transportar al espectador al Brooklyn de los años cincuenta, que se vuelve una especie de personaje secundario en esta travesía.

Quizás el logro de “Brooklyn” como cinta es que sabe que historia quiere contar. Desde un principio sabe que es lo que quiere decir y como va a llegar a ese punto.  Sin embargo, el viaje de nuestra protagonista no es predecible y en muchas ocasiones te veras forzado a tratar de averiguar que es lo que esta pensando nuestra protagonista.

Cuando llega el tercer acto, la cinta ha hecho lo necesario no solo para crear una historia satisfactoria; sino también para crear un mundo del cual quieres saber más.  Los personajes son bien definidos y explorados lo suficiente gracias al guión de Nick Hornby como para hacer de esta cinta, algo que debe ser explorado más de una vez.

“Brooklyn” es sin duda una de las mejores cintas del año. Emotiva y bellamente fotografiada, esta es la historia de una joven que decide abandonar su hogar en busca de mejores oportunidades.  La actuación de la Saoirse Ronan como Eilis bien vale el precio de entrada, pero el diseño de arte, el vestuario logran capturar la magia de Brooklyn en los años 50′s.

Esta es una cinta que vale la pena, y cuya protagonista seguramente dará mucho de que hablar durante la siguiente temporada de premios el siguiente año.  El viaje de Eilis de Irlanda a Brooklyn es un viaje que logra conectar con la audiencia y ofrece una de las mejores experiencias en las salas de cine de este año.

“Brooklyn” no es solo una gran cinta de época, sino una historia elegante, bien ejecutada y cuidada hasta el último detalle que terminará por volverse un clásico.

Calificación Final: 10 de 10

TAGS: , ,