Monitor Nacional
Crítica: Deadpool
Portada | Álvaro Espíritu Santo
16 de febrero de 2016 - 9:42 am
Deadpool- MN
Reynolds definitivamente es Deadpool. El actor sabe como reflejar el humor negro de uno de los personajes más amados en el universo de los Hombres-X

En el 2009, después de la poco satisfactoria “X-Men: Last Stand” los estudios buscaban revitalizar la exitosa franquicia de “X-Men”. En un intento de capitalizar la fama del popular actor Hugh Jackman, el estudio decidió lanzar la cinta “X-Men Orígenes: Wolverine”. La cinta sería despedazada por la crítica especializada, pero lo que realmente decepcionaría a los fans sería la pobre caracterización de un personaje amado por los fanáticos de Marvel: Deadpool.

Tomaría siete años, el cabildeo del actor Ryan Reynolds y un material de prueba filtrado para que Deadpool regresará a las pantallas de cine. La historia se centra en Wade Wilson (Ryan Reynolds) un malhumorado mercenario de buen corazón que es diagnosticado con cáncer terminal. Desesperado, Wilson acude a un misterioso programa que promete otorgarle una cura así como habilidades extraordinarias.

Desde ese punto, la cinta se transforma de una simple historia de “origen” de super-héroes a una sátira del género que crítica todos los cliches o estereotipos que normalmente encontramos en este género de historias. Con referencias a “X-Men: Origins Wolverine” “Linterna Verde” o “Blade”, esta es una cinta que no se muerde la lengua y busca hacer reír al espectador más de una vez. Todo este humor no podría funcionar sin la interpretación de Ryan Reynolds, quien desde los primeros minutos demuestra su amor por el personaje así como su habilidad para hacer reír y transmitir a través de su máscara roja.

Reynolds definitivamente es Deadpool. El actor sabe como reflejar el humor negro de uno de los personajes más amados en el universo de los Hombres-X, definitivamente esta es una gran mejora de la gran decepción que fue en X-Men: Wolverine Origins. Desde los primeros minutos de la cinta (incluida una fenomenal secuencia inicial de créditos), esta cinta deja muy en claro que no será como todas las historias de super-héroes a las que estas acostumbradas. Llena de violencia y humor, el director Tim Miller (esta es su opera prima) logra un balance que dejara muy satisfecho a los fanáticos del personaje.

Esta nueva perspectiva hace que el género de héroes o cintas basadas en comics (como lo quieras ver) tome una bocanada de aire fresco y recupere ese sentido de “novedad” que se había perdido tras varias cintas genéricas o que seguían la formula al pie de la letra. Sin embargo, Deadpool no es una cinta perfecta. La historia es bastante simple si no es que casi inexistente, Deadpool solo busca cumplir un objetivo simple y la mayor parte de este viaje es contado en una rápida secuencia de flash-backs.

Así mismo, los personajes secundarios no tienen mucha oportunidad para brillar. No nutren o le dan más contexto a la historia, sino simplemente sirven para avanzar la trama. Weasel (TJ Miller), Vanessa (Morena Baccarin) solo son estereotipos o cliches en la historia como “el mejor amigo” o la “damisela en peligro”; lo peor de todo es que estos son personajes bastante interesantes y nunca tenemos una verdadera oportunidad de conocernos o interesarnos por ellos.

Por otra parte, otros personajes que también se ven afectados son los villanos. Ajax (Ed Skrein) y Angel Dust (Gina Carano) son simplemente los villanos clásicos que buscan ser poderosos y millonarios cuando se cumpla su plan maligno. Aunque la rivalidad entre Wade Wilson y Ajax es gran parte del porque la cinta funciona; se siente un poco apresurada. Quizás la gran genialidad de Deadpool es la capacidad de reírse de todas estas situaciones y hacer chistes o referencias agudas que equilibran sus faltas.

“Deadpool” es una cinta divertida que rompe esquemas y revitaliza el género de super héroes. Ryan Reynolds da un gran actuación como uno de los el anti-héroes favoritos del universo Marvel. Aunque el humor y las secuencias de acción hacen de esta una experiencia disfrutable, los villanos son un muy simples y la trama es casi no existente. “Deadpool” funciona más como una sátira y crítica del género de superhéroes que como una pieza de contenido completamente original. Esta es una cinta divertida, con la que podrás pasar un buen rato; aún con sus buenas ideas la cinta esta lejos de ser una de las mejores historias de Marvel o Fox.

Esta es una historia que seguramente revitalizará el género de super-heroes y demostrará que no siempre hay que seguir la formula para hacer un producto que tenga éxito.

Calificación Final: 7.5 de 10

TAGS: , ,