Monitor Nacional
Crítica: Los Ilusionistas 2
Portada | Álvaro Espíritu Santo
26 de julio de 2016 - 11:27 am
now-you-see-me-2-i-poster-dei-personaggi-800x445
Llega la secuela de los Ilusionistas con un buen elenco, elementos visuales bastante interesantes y una historia algo promedio

En el 2013 se estrenó en las salas de cine la cinta “Los Ilusionistas” (Now You See Me). Dirigida por Louis Leterrier (Furia de Titanes) La cinta se centraba en cuatro magos apodados “Los Cuatro Jinetes” que utilizaban sus habilidades para ayudar a las personas necesitadas mientras intentaban resolver un crimen más grande.

Con un buen elenco, elementos visuales bastante interesantes y una historia algo promedio; la cinta terminó recaudando cinco veces su presupuesto de producción.  Tras semejante éxito, la idea de una secuela se volvió inevitable.

Tres años después llega a las salas de cine “Los Ilusionistas 2” en donde nos reunimos con tres de “Los Cuatro Jinetes” (Isla Fisher no retomó su rol ya que estaba embarazada durante la producción de la cinta) quienes ahora son fugitivos de la justicia y no han podido regresar a los escenarios.

Pero durante una presentación coordinada por Dylan Rhodes (Mark Ruffalo) “Los cuatro Jinetes” son reclutados por un genio de la electrónica para realizar la que podría ser la misión más complicada en toda la carrera de “Los Cuatro Jinetes”.

Al momento de elaborar una secuela, una de las reglas más importantes que cualquier realizador debe tener en cuenta es que se deben respetar las reglas así como los personajes establecidos en la entrega anterior y expandir este universo.  “Los Ilusionistas 2” falla completamente en ese aspecto.

La cinta es simplemente un refrito de la primera entrega.  Aunque no es una copia exacta, muchos de los recursos narrativos e ideas que funcionaron en la primera parte son reciclados descaradamente como una forma de explotar aquello que funcionó con anterioridad.    Los magos hacen un trabajo, este sale mal o se presenta una dificultad y tienen que hacer una nueva misión para poder capturar al villano en la que se revelaran todos los secretos.  (Uno de los villanos es completamente reciclado).

Dirigida por John M Chu, (creador de “joyas” como “GI JOE: La Venganza” y “JEM y Los Hologramas”)  “Los Ilusionistas 2” es una cinta donde los efectos visuales toman prioridad y la historia simplemente no existe.  La cinta es una simple cinta de crimen y persecución donde no hay riesgos y una verdadera conexión de la audiencia  con los personajes.

Sin un desarrollo de personajes o subtramas relevantes que aligeren la carga dramática de la historia principal; la cinta se vuelve una cinta “bonita” con ideas innecesarias en donde te interesan más los trucos de magia que lo que llegue a pasar con los personajes.

Hay que reconocer que la cinta tiene muy buenos efectos visuales y una “coreografía” de magia impresionante.  La escena en la que los cuatro magos juegan entre ellos con una carta es definitivamente “la escena” que redime a toda la película.

Desafortunadamente, por cada idea buena hay tres o más ideas malas.  Un hermano gemelo sobreactuado, un villano que no resulta amenazante (Daniel Radcliffe) y los molestos giros de tuerca hacen que esta cinta resulte más un capítulo malo de Scooby-Doo que una cinta veraniega en donde cuatro magos fungen como modernos Robin Hood que buscan ayudar a las personas.

En cuestión de actuaciones no hay mucho que resaltar.  La mayor parte del elenco original regresa para esta nueva entrega, y aunque estos hacen lo mejor que pueden con el material disponible,  esto no resulta suficiente.  Quizás la única persona en realizar un papel memorable es Lizzy Caplan quien interpreta a Lula, la nueva “jinete” que tiene un sentido del humor negro y utiliza la comedia física en sus actos de magia.  Hubiera sido interesante poder conocer un poco más este personaje, pero al final del día este termina siendo simplemente “el interés amoroso” de Dave Franco.

“Los Ilusionistas 2” es una secuela decepcionante.  La cinta no intenta nada nuevo, sino que repite muchos de los elementos que definieron a su antecesora.  Aunque la cinta tiene escenas interesantes y visuales sorprendentes, la trama simplemente no funciona.   No hay un verdadero avance o desarrollo en la historia que resulte gratificante para el espectador y cuando el giro de tuerca del tercer acto es revelado, toda la lógica simplemente sale volando por la ventana.

Al igual que su antecesora, el último acto de la cinta resulta de lo más frustrante. Todo el misterio y encanto que la cinta había generado al momento simplemente es descartado para dar pie a una tercera parte que a estas alturas es completamente innecesaria.

Calificación Final: 6.5 de 10

TAGS: , ,