Monitor Nacional
Crítica: ¡Salve, César! 
El Gurú del Cine | Álvaro Espíritu Santo
26 de abril de 2016 - 11:41 am
Cesar-MN
El elenco de la cinta es impresionante: George Clooney, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Josh Brolin, Ralph Fiennes, Jonah Hill y Channing Tatum son solo algunos de los nombres que forman parte de elenco

Ethan y Joel Coen son dos de los nombres más respetados y reconocidos en la industria cinematográfica.  Todos hemos visto por lo menos una de sus cintas.  Entre su filmografía se encuentran clásicos como Miller’s Crossing, Fargo, Inside Llewyn Davis, The Big Lebowski entre muchas, muchas otras.   Caracterizadas por un humor negro, personajes emblemáticos y una mordaz perspectiva sobre situaciones actuales; cada una de estas películas ha logrado convertirse en favoritas de la audiencia o inclusive en cintas de culto.

El más reciente esfuerzo filmográfico de los Coen,  ¡Salve, César! es una comedia centrada en la época dorada de Hollywood que busca criticar la industria cinematográfica así como el sistema de los grandes estudios.  La historia gira en torno a Eddie Mannix (Josh Brolin) el administrador y “arreglador” de Capitol Pictures, un estudio ficticio que enfrenta tanto problemas como el número de películas que produce.   Cuando una de las más grandes estrellas del estudio desaparece durante la filmación de la cinta más ambiciosa de Capitol en años, quizás Mannix tenga que lidiar con un problema que ni siquiera el podrá resolver.

¡Salve, César! es una gran comedia.  La cinta tiene momentos fenomenales como el número musical, la secuencia de western o el drama de época dirigido por el personaje Ralph Fiennes;  pero lamentable mucho de estos momentos no llevan a nada o simplemente contienen personajes o subtramas que no contribuyen o afectan el misterio principal.  Muchas decisiones o momentos no resultan orgánicos, sino que se sienten como “pequeños intermedios” que simplemente ilustran la vida dentro del sistema existente en los grandes estudios.

El elenco de la cinta es impresionante:  George Clooney, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Josh Brolin, Ralph Fiennes, Jonah Hill y Channing Tatum son solo algunos de los nombres que forman parte de elenco de ¡Salve, César!.   Aunque el detonante de la cinta es el personaje es Clooney, es Josh Brolin quien funge como la perspectiva del espectador, otorgandonos un pequeño vistazo a la industria cinematográfica de los años cincuenta.

Sin embargo, la cinta decide en muchas ocasiones decide sacrificar la crítica del comercialismo de las películas o el análisis del sistema de los grandes estudios por momentos que solamente buscan hacer reír, cuando hubiera sido mucho mejor encontrar un balance entre estos dos aspectos que pudiera ahondar un poco más en como era la industria cinematográfica de la década de los cincuenta.  Esos pequeños “destellos” son lo que pudieron haber hecho de ¡Salve, César! una gran cinta inmune al paso de los años.

Aunado a esto, ¡Salve, César! sufre por tener personajes poco desarrollados.  Nunca conocemos a nuestro personaje protagónico, o tenemos la oportunidad de realmente conocer a todos aquellos que forman parte de este universo; y esto afecta momentos posteriores en la historia.  Cuando se hace la gran revelación de quien esta detrás del secuestro del personaje de Clooney, esta no tiene un verdadero impacto.  Funciona como un gran momento cómico, pero  no aporta nada al tercer acto e inclusive llega a sentirse un tanto forzada.

¿Que pasa con el actor de western? ¿Cual es son algunos otros de los pormenores que sufre la cinta ¡Salve, César! durante su filmación? estas y muchas otras preguntas son simplemente descartadas sin tener una verdadera resolución.  Irónicamente, estos momentos son los que realmente le hubieran dado mucho más vida a la cinta y terminan siendo simplemente eso…momentos.

Todo eso no es indicativo de que esta sea una mala historia o mucho menos una película de mala calidad.  Al contrario, como una comedia es fantástica y tiene momentos bastante memorables, pero el producto general simplemente no se siente como una historia integra que funcione en su totalidad.

“¡Salve, César!” es una comedia de humor negro llena de grandes ideas y personajes secundarios fenomenales que solo adornan una trama bastante endeble.  Esta es una cinta bastante disfrutable, pero no logra alcanzar los niveles de calidad que las cintas anteriores de los Coen han logrado anteriormente.  Los personajes con interesantes, pero nunca los conocemos o tenemos una conexión importante para que realmente nos importe lo que sucede con ellos.

Si eres fanático de las cintas anteriores de los Coen o buscas una comedia que te haga pasar un buen rato, esta es una opción que seguramente disfrutaras.

Calificación Final: 8 de 10

TAGS: , ,