Monitor Nacional
Crítica: Terminator: Génesis
El Gurú del Cine | Álvaro Espíritu Santo
7 de julio de 2015 - 9:35 am
terminator-genesis-anuncio-super-bowl-monitor nacional
En la batalla contra las maquinas, el verdadero villano no fue Skynet sino las malas secuelas que desgastaron la idea

“I’ll be back” es sin duda una de las frases más icónicas del actor Arnold Schwarzenegger.  El personaje del T-800 en la serie “Terminator” es sin duda uno de los roles más emblemáticos en la carrera del interprete austriaco.  Sería tal la fama de la cinta original Terminator que el público recibiría tres secuelas a lo largo de los años:  Judgment Day (1991),  Rise of the Machines (2003) y Salvation (2009).   Después de que la última entrega fuera despedazada por la crítica y tuviera una tibia recepción de taquilla, los creativos a cargo de la franquicia decidirían reiniciar el universo de Terminator con la cinta “Terminator:Genysis”.

Con una historia situada a lo largo de los años, Genysis funge como un “reboot” o reinicio de la franquicia que busca reconocer las cintas anteriores pero dar carpetazo para revitalizar la franquicia. Y aunque la idea suena un tanto ambiciosa, el producto final a cargo del director Alan Taylor (Thor: The Dark World) deja mucho que desear.

La historia es un completo desastre.  El guión se siente completamente perezoso, y a medida de que la historia avanza, los huecos en la trama son mucho más visibles.  Quizás con esperanzas de que la respuesta de taquilla sea favorable, los guionistas dejaron muchas respuestas sin responder esperando visitar esa idea en la “secuela”.

En esencia,  “Genysis” es una cinta se siente fría, sin el carisma de las dos primeras entregas del universo Terminator o escenas de acción memorables como “Rise of the Machines”. Esta falta de personalidad reduce mucho la calidad del producto final, haciendo sentir a esta cinta como una historia que hubiera sido mejor presentada en formato casero o quizás un videojuego que adapte el universo Terminator.  Esta falta de personalidad se transmite a las secuencias de acción donde todo se siente poco natural y más como una mala coreografía.  El ejemplo más claro de esto es la secuencia que involucra dos helicópteros  sobrevolando la ciudad de San Francisco donde el excesivo uso de pantallas verdes es evidente y vuelve de ese momento algo risible.

En cuestión de actuaciones, el reparto deja mucho que desear.  Emilia Clarke no llena los zapatos de Linda Hamilton como Sarah Connor, Jai Courtney hace un “Ok” Kyle Reese pero no logra tener química con Clarke para hacer que sus interacciones sean creíbles o lo suficientemente interesantes para que podamos involucrarnos como audiencia.  Arnold Schwarzenegger hace un buen papel como el T-800 pero su tiempo en pantalla es limitado considerando que el actor cumple 68 años en 2015.

Pero quizás el mayor problema de Terminator Genysis es el villano.  Aunque la campaña de mercadotecnia de la cinta se encargo de revelar la identidad del antagonista (lo que pudo haber sido una gran sorpresa de haberse mantenido en secreto) el desarrollo que este personaje recibe es por demás superfluo y nunca recibe ese peso o sensación de amenaza que vimos de Schwarzenegger en la primera cinta o de Robert Patrick en Judgement Day.  Inclusive Kristanna Loken fue resulto mas intimidante en “Rise of the Machines”.

Terminator: Génesis es una cinta vacía que le da el tiro de gracia a una franquicia agonizante.  En un intento para revitalizar la historia y empezar desde cero después del fracaso de “Terminator: Salvation” los creadores de este universo forjaron una cinta cuya trama tiene más huecos que un mal capítulo de telenovela.  “Génesis…” es un claro ejemplo de que no todos los excesos son buenos.  Con una trama llena de giros, personajes poco desarrollados y todos los clichés del genero parece que Terminator debe dejar las salas de cine por un buen rato.  Si eres fan de las primeras dos cintas quizás esta película resulte un tanto decepcionante para ti, pero si estas buscando entretenimiento casual  puedes darle una oportunidad a esta película en formato casero posteriormente.

En la batalla contra las maquinas, el verdadero villano no fue Skynet sino las malas secuelas que desgastaron la idea.

Calificación Final: 5 de 10

TAGS: , ,