Cuando de democracia se trata…

Una de las problemáticas latentes en América Latina, es el declive de la democracia o del sistema democrático, pues, en nuestra región, los desafíos a los que se enfrenta la democracia erosionan constantemente la legitimidad de sus instituciones y la ponen en constante jaque. Después del período de redemocratización, con la transición de regímenes militares a la hegemonía neoliberal de los años 90, una gran porción de la región pasó por la onda rosa, con la llegada de los gobiernos progresistas, acompañados de políticas sociales “inclusivas” que buscaron atacar la pobreza regional (Del Río, A., 2016).

De acuerdo al Latinobarómetro (2017), desde 2016 las democracias de tercera ola, es decir aquellas provocadas por una mezcla de distintas causas como el declive de la legitimidad y el dilema del desempeño, el desarrollo económico y la crisis, los cambios religiosos, las políticas de agentes externos y el efecto demostración, han tenido un retroceso (Ramos, M.E., 2002). No se puede ignorar la importancia de los sucesos políticos de envergadura en latinoamérica, pese a no ser eventos regionales. Ejemplos concisos son las elecciones de medio término en EE.UU.,  referendums en el Reino Unido y elecciones presidenciales en Francia, Alemania y Austria donde las votaciones se han visto regidas por decisiones basadas en el mundo inmediato. En el caso de latinoamérica, los cambios políticos, se dan a través de cambios importantes.

La particularidad de la región radica en la importancia de los grandes cambios pues estos son la causa de los cambios políticos. Un ejemplo serían las elecciones, las cuales no pueden simplificarse en blanco y negro, bueno o malo, derecha o izquierda, por el contrario, la complejidad que representan las elecciones son el reflejo de una región impredecible. Sobre todo después de que termine el periodo de elecciones 2018 en la región. Tan solo en 2017 se llevaron a cabo once elecciones, de las cuales dos son presidenciales en 7 países y durante 2018 once elecciones de las cuales cinco son presidenciales en 8 países. Ecuador inauguró el año electoral en donde no hubo alternancia con 83% de participación electoral. En seguida, Chile perdió 35 puntos en participación electoral, tres veces más del promedio de la región. Las cuatro elecciones recientes en Costa Rica, Colombia, Brasil y México, demuestran un escenario regional complejo, con alternancia entre la izquierda y derecha en algunos países, mientras que en otros, prevalece la continuidad (Latinobarómetro, 2017).

Hoy en latinoamérica, gobiernos de derecha e izquierda compiten en una cancha más pareja que al inicio de la transición, poniendo a prueba el sistema de partidos, ante la inmensa demanda de pluralidad que muestra la atomización de los movimientos sociales, grupos de protesta y crecientes demandas insatisfechas de los ciudadanos e incluso la incursión de independientes. El resultado de estos mayores grados de libertad de elección como fuerte crítica al poder político han puesto en aprietos al tradicional sistema de partidos y a los dirigentes que alguna vez se pudieron sentir cómodos en sus situaciones de poder (Latinobarómetro, 2017).

Paradójicamente, por quinto año consecutivo, de acuerdo al Latinobarómetro (2017), el apoyo a la democracia no mejora, se registra una baja de un punto porcentual, llegando al 53% de apoyo a la misma, pese al crecimiento económico. De la misma manera, el desencanto con la política ha surtido efecto, pues la indiferencia al tipo de régimen aumentó de 23% a 25% en 2017. El país con más apoyo a la democracia es Venezuela con 78%, seguida por Uruguay con 70%, Ecuador con 69%, Argentina con 67% y Costa Rica con 62%. Del otro extremo, los países que menos apoyan la democracia son Honduras con 34%, El Salvador con 35% y Guatemala con 36%. La mayor pérdida de apoyo a la democracia se produce en México con 10 puntos porcentuales menos llegando a 45%, seguido de Honduras con 7 puntos menos y República Dominicana con 6 puntos menos llegando al 54%.

De todos los países de la región latinoamericana, solamente Uruguay califica como una democracia plena, las demás son clasificadas como democracias defectuosas, ya que en la mayoría de los países de América Latina se han dado una serie de fenómenos que han generado el debilitamiento de las instituciones y creciente escepticismo con la democracia. Publicaciones de ‘destape’ de escándalos políticos han llevado a la destitución de varios presidentes mientras que en otros sus niveles de aprobación están en bajos históricos. De la misma manera, si se le suman los altos niveles de desigualdad, el rechazo a la clase política y al gran empresariado, las amenazas a la libertad de expresión, la expansión del narcotráfico, los graves problemas de seguridad pública, la polarización política creciente, la pugna entre poderes del Estado, no resulta extraño que estas prácticas antidemocráticas fomenten una desconfianza hacia las instituciones de la democracia y al sistema en sí (Yopo, B., 2018). El declive de la democracia sigue siendo una realidad para Latinoamérica, ya que el sistema dentro del cual se da, perpetúa condiciones que infravaloran tanto a la democracia como a sus instituciones, y a menos de que se acate esta realidad, el declive continuará.

Pues como afirma José Woldenberg en su en su libro Cartas a una joven desencantada con la democracia:

Nada garantiza que nuestras contrahechas democracias estén condenadas a pervivir: pueden desgastarse, degradarse e incluso ser sustituidas por regímenes autoritarios. Ya lo sabemos y nunca está de más recordarlo: la historia está por hacerse, no hay leyes que se cumplan de manera necesaria, y los sistemas que ofrecen cauce a la recreación del pluralismo pueden fenecer. […] como señaló el PNUD, la pobreza y la desigualdad pueden ser un piso demasiado resbaladizo […] este rasgo estructural de nuestro continente irradia tensiones y

 

 

Referencias

Del Río, A. (2016). Democracia en América Latina Desafíos de un concepto en crisis. Revista de Discentes en Ciencia Política de UFSCAR. Vol. 5. n.3. [ArchIvo PDF]. Recuperado de http://www.agendapolitica.ufscar.br/index.php/agendapolitica/article/viewFile/149/142

Latinobarómetro. (2017). Corporación latinobarómetro. [Archivo PDF]. Recuperado de www.latinobarometro.org/LATDocs/F00006433-InfLatinobarometro2017.pdf