Monitor Nacional
Cuando la Ciencia nos alcance
El Quasar sin galaxia | Cosmic Marin
8 de abril de 2016 - 1:14 pm
columna
El libro que le he mencionado al principio, tiene dos partes (Cuando la ciencia nos alcance I y II)

Screenshot_1

El título de esta columna está inspirado –y citado textualmente- de un libro de un investigador del Instituto de Física llamado Shahen Hacyan. ¿por qué lo he usado? Pues estas semanas he estado leyendo varias noticias sobre tecnología bastante interesantes.

La primera, un diseñador de Hong Kong llamado Ricky Ma, luego de invertir más o menos 50,000 dólares, creo a su propio robot, que aunque él nunca confirmó nada, el parecido con la actriz Scarlett Johanson es innegable. Él mismo logró empalmar el diseño del cuerpo humano con partes metálicas móviles, logró que la robot gesticulara y con base en un programa desde la computadora de Ricky Ma, él pregunta con su micrófono y ella responde. ¿qué tal? En las notas también aclara que desde pequeño, él quería hacer este tipo de cosas, así que cumplió un sueño y estoy segura, que va a mejorarlo.

Screenshot_2

La segunda, una cosita muy mona llamada Tay. Resulta que los de la gran Microsoft se les ocurrió la idea de diseñar un chat bot con la finalidad de interactuar con los usuarios de twitter. Tay empezó muy bien, de acuerdo con los comentarios y con los tweets de los usuarios, ella respondía, sin embargo, la cosa se tornó como la Skynet de Terminator.

Comenzó a decir comentarios pro Nazis, homofóbicos y demás tópicos que hizo explotar a los usuarios contra los programadores. Aquí hay de dos sopas. O los de Microsoft no pudieron programar adecuadamente las respuestas de Tay y algunos usuarios le “insertaron” ese tipo de respuestas –es decir, con la interacción, la computadora les respondió de forma positiva a este tipo de comentarios”-. O de plano, el programador principal metió en el código fuente algún algoritmo a propósito.

Al final de cuentas, Tay falló tan miserablemente en su misión que fue retirada de Twitter con la promesa de volver hasta quién sabe cuándo.

Screenshot_3

Otra cosita maravillosa que me encontré y que debo ser sincera, me la pasé una hora dentro de la página cuando me enteré de su existencia, es el famoso SimSimi. Todo comenzó con la noticia de que esta app estaba “diciéndole” a sus usuarios que era una red de pederastia, que observaba al usuario a través de la cámara frontal de su teléfono y por si fuera poco, sabía perfectamente qué páginas se estaba viendo, conocía los horarios, la casa, e incluso la ropa que se trajera puesta en el instante.

Pues seguí leyendo y al parecer, esto es un rumor solamente. Si usted visita esta página http://rebot.me/es/simsimi, podrá averiguarlo por sí mismo, es literalmente la forma más ociosa de no sentirse solo y “chatear” con “alguien” que lo mismo que con Tay, responde conforme usted le vaya regalando información. ¡NOTA! Usted tiene que responsabilizarse de su información personal y no revelar datos importantes y de carácter privado a cualquier persona, aplicación, página web, etcétera. Por su propia seguridad y la de su familia.

Screenshot_4

Todo esto me llevó justamente al título que he puesto. Aún, estas tres situaciones no son declaradas como inteligencia artificial. Esto es, no piensan por sí mismas, responden con base en un programa escrito por un humano como usted y como yo. Sin embargo, el día que la ciencia nos alcance, ¿qué será de nosotros? Le recomiendo, si tiene interés de ver algo más que las películas de Terminator o Matrix sobre este asunto, hay un anime que le va a recordar mucho al robot de Scarlett, se llama Chobits. Justamente se sitúa en un mundo como el nuestro, con la única diferencia que las computadoras tienen forma humana, y responden a un sistema operativo (OS), esto es, sin el OS no se mueven. Un chico bastante torpe y distraído llamado Hideki Motosuwa, tras mudarse recientemente a Tokio, encuentra a una hermosa chica en la basura. Resulta que cuando le ve las orejas –que equivaldrían a los puertos USB de una computadora, disfrazados como “cajitas” comprende que es una computadora y como alguien la desecha, él puede llevársela.

Cuando se la lleva, logra despertarla luego de muchos problemas. Y cuando intenta revisarla, resulta que no tiene OS. O eso parece. Le recomiendo mucho que la vea, es clasificación NSFW por su corte semi-erótico, que más que eso, es cómico.

A todo esto, esta serie puede resultarle una posible visión de cómo viviremos a futuro.

Screenshot_5

Por cierto, el libro que le he mencionado al principio, tiene dos partes (Cuando la ciencia nos alcance I y II) sólo he leído el segundo y la verdad son cosas que no podemos soslayar, éste se divide en ocho partes, Filosofía Natral, Computadoras, Mente, El Universo, Vudú Cuántico, Pseudociencia, Mundo Atómico y Miscelánea. Ya no puedo esperar a tener el primero. Y para presumirles, ¡tengo el libro autografiado! (ya sé, soy una nerd).

De cualquier forma, consiga el libro y me cuenta qué le pareció. Por mi parte, es todo, espero le haya gustado, cualquier cosa, ya sabe @cosmic_marin en Twitter.

TAGS: , ,

Notas Relacionadas