¿Cuánto tiempo más seguirá en el poder Michelle Bachelet?

Estamos en el segundo mandato de la presidenta de Chile, que ha sabido a fin de cuentas ganarse a la población en general ya que fue reelegida y su mandato terminará hasta el 2018.

Desgraciadamente este segundo mandato ha estado lleno de escándalos incluso dentro de la misma familia de Bachelet, en la elite de Chile y finalmente en la agenda política que se tenía prevista. Todo esto hace imposible saber si Michelle Bachelet podrá o no conservar su puesto hasta las nuevas elecciones.

       Han sido varios escándalos de corrupción, sin embargo los 3 más importantes que han balanceado el gobierno son los siguientes:

  1.     Caso Penta
  2.     Caso Caval
  3.     Soquimich, una arista del caso Penta

Posiblemente el que afectó más a la imagen de Bachelet fue el “Caso Caval⬝ ya que este incluye a su hijo Sebastián Dávalos y su esposa Natalia Compagnon. El caso es sobre la compra de inmuebles, en las localidades de Santa Cecilia, Santa Elena y San Diego, una zona que se está volviendo la favorita de la elite de Chile.

El problema surgió cuando aparentemente se comprobó que la empresa de Sociedad Exportadora, la cual pertenece a Sebastián Dávalos, recibió información privilegiada que le aseguraba los terrenos mencionados subirían de precio en un corto periodo de tiempo. Además está el cuestionado préstamo que se recibió del Banco de Chile de aproximadamente 13 millones de dólares.

El “Caso Penta⬝ y la variable “Soquimich⬝ están causando revuelo en toda la clase política de Chile. Se trata de una investigación que desveló sobornos y financiamiento ilegal de campañas políticas que afecta tanto a los partidos de izquierda como a los de derecha en Chile.

La empresa Soquimich fue la encargada de dar este tipo de ayuda al gobierno, la cual está ligada con la ya discutible empresa Lunik que también se encontraba involucrada en el caso Caval. Se hizo un conteo de aproximadamente 172 personas donde se encontraba Julio Ponce uno de los hombres más ricos del mundo y el llamado hijo político de Michelle Bachelet Pablo Peñailillo que inclusive se pensó sería el candidato favorito para las elecciones de 2018 como un sucesor de Bachelet.

Evidentemente estos 3 casos han causado un malestar tremendo en la población chilena que se quedaron con el amargo sentimiento de que ningún gobierno ya sea de derecha o de izquierda, puede llegar a ser honesto con ellos. Inclusive muchos encuentran similitudes con la dictadura de Augusto Pinochet de la cual tienen pocos años de haber salido.

Una última cuestión que tambalea a Michelle Bachelet es el caso de su cambio de gabinete a un ambiente más derechista y por lo tanto más conservador, pero dar este cambio drástico como una medida para conservar contenta a una parte de la población, hizo que su agenda cambiará completamente.

Cuando se reeligió había muchas cuestiones que entusiasmaron a los chilenos, como fue la educación universal gratuita, la despenalización del aborto o la nueva constitución. Todo esto evidentemente se ha detenido ya que el gobierno no puede o no quiere cumplir ya con estas promesas que se hicieron en el momento de elecciones.

El hecho de que se detuviera el trámite para una educación universal gratuita es cuestionable no tanto por la incapacidad del gobierno o por la situación del país, es más por el hecho de que varios han argumentado que el hecho de poner este propósito en la campaña de reelección de Michelle Bachelet causó revuelo ya que no se creía que el país estuviera en ese momento preparado para un cambio institucional tan grande, a fin de cuentas fue una promesa que se hizo sin fundamentos y ahora no se puede cumplir ni aunque se quisiera.

Además se ha comentado que no necesariamente es la mala economía que el gobierno ha intentado una y otra vez dar a relucir, como un intento de justificar la mala administración de la actual presidenta. No se trata exclusivamente de ello, además se ha aseguro tanto en Chile como en otros países que el dinero si está al alcance de los políticos, como lo expresó Ricardo Davis un doctor de economía de la Universidad de Chicago al comentar “No nos asustemos con la baja del precio! Tenemos 20 mil millones de dólares, para cuatro o cinco años de mal precio del cobre⬝.

Queda ver si el gobierno puede contener a una población que está demando más y más a la clase política, ya que vieron que efectivamente existe un punto débil en el gobierno de Michelle Bachelet y este es la opinión pública, por lo cual la agenda política podría cambiar dependiendo la intensidad con que lo pida la población, es por ello que no es casualidad que las calles tanto de Santiago, como de Valparaíso por nombrar a algunas ciudades importantes, están llenas de movimientos de todas las edades, ya que el pueblo de chile ha encontrado un lazo que los une y este es la inconformidad.