¡Cuidado con el Cholo y el Atleti!

A finales de 2011, como si se tratará de un regalo de Navidad para los aficionados al Atlético de Madrid, Diego Simeone llegó al conjunto rojiblanco e inició una transformación, que ha convertido al Atleti en un rival incómodo en La Liga y en la Champions League.

Es cierto que al equipo dirigido por el Cholo le ha faltado sangre para llevarse el máximo título a nivel de clubes de Europa, pero también hay que afirmar que el técnico argentino le ha inyectado a los jugadores el ADN de la institución. Lucha, garra, entrega y esfuerzo…son los principales conceptos que no pueden faltar en el conjunto colchonero desde que llegó Simeone. 

Sin embargo, más allá del repunte que ha vivido el equipo desde la llegada del argentino al banquillo rojiblanco, la actualidad dicta que esta es una de las mejores versiones del Atlético de Madrid y que parte como uno de los grandes favoritos para llevarse finalmente el título europeo, una de las grandes ambiciones tanto del club como del estratega. 

El Atleti tiene desde hace años una base muy definida compuesta por Jan Oblak, José María Giménez, Saúl, Koke y Diego Costa. Oblak es un muro en la retaguardia; Giménez, un discípulo de las enseñanzas de Diego Godín; Saúl, un todo terreno al igual que Koke y Diego Costa, un luchador incansable, que su único defecto lo tiene en el carácter impulsivo y desenfrenado que llega a mostrar. 

Con la salida de Antoine Griezmann, Godín y Juanfran, se pensó que el equipo tendría problemas para armarse nuevamente. Sin embargo, el Cholo encontró soluciones rápidamente. Hermoso, Herrera, Trippier y Félix son algunos de los elementos que llegaron esta temporada para ayudar al club para lograr sus objetivos.

Con estos elementos, Diego Simeone muestra un equipo equilibrado y versátil a comparación de otros años. Esto, permitirá al técnico argentino modificar su sistema con base a lo que se vaya presentado en el encuentro. Desde un 4-4-2 en forma de rombo o uno tradicional hasta un 4-3-3 como el que presentó ante el Eibar. 

Quizá el único punto en contra que tenga el técnico argentino, sea el que año tras año ha presentado el cuadro colchonero en etapas importantes: defenderse a pesar de que tiene todo a favor. La temporada pasada, el Cholo recibió un duro golpe. Con la Juventus en las cuerdas, el Atleti no pudo manejar o ampliar su ventaja y fue eliminado de manera increíble. 

De igual manera, es importante destacar que entre todo el aparato ofensivo, se deben repartir los goles. Sin Griezmann, Costa y Morata llevarán la responsabilidad de hacer los goles, pero Lemar, Vitolo y compañía deberán surtir de pases a ambos para lograr esta meta. 

Tanto el Cholo como el Atlético de Madrid inician el miércoles una nueva aventura en la Champions League. No la tendrán fácil ante equipos como la Juventus, el Bayer Leverkusen y Lokomotiv Moscú, pero sus características y lo que ha mostrado en los últimos años, lo hace un serio candidato a estar la siguiente fase y buscar la Champions League. 

El reto esta temporada consistirá en mostrar que las dolorosas lecciones del pasado han sido aprendidas y que “el esfuerzo es la magia que transforma los éxitos en realidad”.