Monitor Nacional
De Grace & Frankie
Reflexiones de un Hijo del Pop | David Moreno
19 de junio de 2015 - 5:44 pm
Grace & Frankie
Dos mujeres que rondan los 70 años se sientan en un restaurante. Una llega con cierto retraso y al mirar que la otra ya se encuentra sentada a la mesa hace una mueca de desagrado.

Se acerca a ella y se saludan con poca sinceridad. Ambas se conocen de toda la vida porque sus esposos son socios desde hace muchos años. En su primera conversación queda claro que se toleran, pero sus diferencias son, al menos por ese momento, completamente irreconciliables. Pronto llegan sus respectivas parejas y lo que se supone sería un almuerzo más se convierte en uno de esos momentos inesperados que la vida trae consigo y que significará un cambio radical en el diario transcurrir de los cuatros comensales: los maridos hacen una confesión: están enamorados el uno del otro y quieren divorciarse de ellas para poder contraer matrimonio y vivir plenamente una relación que han guardado en secreto durante años.

Es el comienzo de Grace & Frankie, una estupenda serie de televisión sobre los cambios, la vejez y la madurez a la que todos aspiramos pero que irremediablemente nunca llegará del todo. Una serie que recalca que aún cuando la vida parece estar resuelta, cuando se entra a esa etapa final de la existencia, los cambios pueden presentarse derrotando a toda la experiencia acumulada y generando nuevos comienzos, que corren paralelamente a los riesgos que la edad trae consigo generando que el miedo que acompaña a la incertidumbre se acremente. Es sobre tal incertidumbre sobre la que gira la trama del programa y sobre la que tienen que desenvolverse una serie de personajes que desempolvan sentimientos que ya creían superados, guardados en cajones junto a la fuerza de una juventud hace mucho tiempo enterrada y a la que van a tener que recurrir de nuevo para poder enfrentar una nueva  y desconocida situación de vida.

El irremediable azar que suele juntar a polos diametralmente opuestos. Grace Hanson (Jane Fonda, elegante y maravillosa) deberá entrar en el mundo místico, hippie y alocado de Frankie Bergstein (Lily Tomlin, con perfecto timing para la comedia) quien a su vez deberá adaptarse al aire snob, capitalista y empresarial que desprende su compañera de desgracia. Dos corazones rotos que comenzarán a cicatrizar con dosis inesperadas de solidaridad, compañerismo, aceptación, entendimiento, amistad y finalmente amor.

Los maridos han comenzado a vivir su vida trayendo a la luz lo que siempre habían mantenido en la obscuridad, pero ello no quiere decir que comenzarán a vivir una historia ideal. Robert Hanson (Martin Sheen, espectacular) se siente aliviado al poder finalmente ser quien siempre ha sido, pero tendrá que aprender a lidiar con situaciones para las que no está preparado, para enfrentar a su familia y para compartir la vida cotidiana con quien ha amado en secreto durante casi una vida. Sol Bergstein (Sam Waterston, espléndido y enternecedor) tendrá sentimientos encontrados pues por una parte también se encuentra feliz de poder comenzar la vida que quizá siempre deseó, pero su espíritu noble y cariñoso comienza a generarle una gran sensación de culpa al saber que con la decisión tomada no solamente dañará a quien fue su fiel compañera de vida, sino que tendrá que despedirse de cosas y situaciones a las que ha amado prácticamente desde siempre.

El contexto estará enmarcado por cuatro hijos – dos por matrimonio – quienes asumirán a veces el papel de los espectadores ya que será, en muchas ocasiones, a través de sus ojos como nos iremos adentrando a los secretos de ambas familias, a su historia y a las nuevas experiencias y expectativas que surgen a partir de un cambio de rutinas, de estilo de vida, tratando siempre de mantener en su estado de inquebrantable al tejido familiar.

Grace & Frankie es una emotiva comedia con protagonistas de la tercera edad, sin embargo – aunque evidentemente hace hincapié en ello-  es al mismo tiempo una serie sobre situaciones a las que cualquier humano está expuesto sin importar la etapa de la vida. Perfectamente escrita, con una dirección magistral y con actuaciones dotadas de una química espectacular, Grace & Frankie es un recordatorio sobre la importancia que tienen en toda relación humana la aceptación, el perdón, la redención y las capacidades de amar y comenzar de nuevo, de aceptar que no hay destinos inamovibles y que ante todo somos seres capaces de adaptarnos a cualquier cambio por más inesperado y/o doloroso que éste sea.

Un logro…

TAGS: , ,