Monitor Nacional
De la economía y los primeros meses con Trump
Internacional | Redacción
23 de marzo de 2017 - 8:33 am
Quiero-arranque-Unidos-Puede-magnate_LNCIMA20160808_0142_5
Las propuestas comerciales de Trump podrían desestabilizar la economía al punto de llegar a un alcance global

Con la llegada del presidente electo, Donald Trump, surgieron una serie de cambios significativos en áreas de alto impacto, no sólo en el contexto doméstico sino también a nivel internacional. Entre ellas se encuentra su tan polémica política económica, la cual según los expertos – incluido, el ganador del premio Nobel de economía, Joseph Stiglitz -no tiene bases ni fundamentos para su éxito y por lo tanto, está destinada al fracaso. El presidente Trump está apostando por el proteccionismo, el cierre del libre comercio y movilidad de los factores de la producción. Este modelo va contra corriente de la teoría económica moderna, la cual se basa en la amplia competencia internacional para asignar los recursos de manera eficiente.

El plan proteccionista de Trump consiste en tres políticas: la fiscal, la de comercio exterior y la inmigración; estas se manejan como los ejes principales para hacer crecer la economía y crear empleos. Si bien todas las propuestas plantean lo que desea hacer, no se mencionan estrategias concretas para lograrlo. La incertidumbre generada por las falta de claridad en la propuesta económica del presidente Donald Trump, está presente en todas las naciones debido a que afecta a todos aquellos inmersos en el mundo de la globalización. A los mexicanos nos deja a la espera de lo que podría llegar a ser una de las peores crisis económicas a nivel mundial.

Desde las campañas previas a las elecciones en Estados Unidos, la retórica de Trump fue clara – aunque poco concreta – en cuanto a las propuestas económicas a implementar hacia México y China, principalmente. A partir de los discursos, varios expertos sugieren que el comportamiento de EEUU en la economía ha adquirido tintes globalifóbicos, inflacionarios, recesivos y expropiatorios, resultando en la escandalización de otros países ante un escenario de recesión prolongada que se extendería desde EEUU.

Las inconsistencias que se han presentado en el nuevo actuar económico por parte de EEUU han condicionado las relaciones con otros países, especialmente, la relación bilateral con México. Cabe recalcar a este respecto, la estrecha relación entre la política anti inmigratoria y la económica. Se dice que hay dos efectos negativos posibles en la economía a partir de la política antiinmigrante: 1) El costo salarial de los trabajos que pasarían a ser ocupados por estadounidenses, descartando la mano de obra mexicana ilegal; 2) El costo que representaría para las empresas al restringir la entrada de trabajadores profesionales calificados, limitando el avance en la productividad. Esta medida hace evidente el afán de proteger la economía estadounidense de una manera ingenua o crédula, esto debido a que no perece tomar en cuenta que el cerrar el mercado de EEUU a las importaciones- incluyendo el capital humano-, también significa que cerrar los mercados externos al mercado estadounidense.

Las propuestas comerciales de Trump podrían desestabilizar la economía al punto de llegar a un alcance global, siendo EEUU el país impulsor o eje de la economía mundial. Es por los argumentos antes expuestos que en un mundo donde prevalece la globalización, la visión proteccionista se encuentra obsoleta. Hoy en día, las grandes compañías han optado por expandirse para la creación de riqueza. La circulación  de los productos y servicios no se limita a las tradicionales fronteras entre los países, sino que por medio de acuerdos comerciales, estos llegan de una manera menos restrictiva, construyendo un mercado más competitivo.

Un aislacionismo económico no es opción para EEUU al ser una potencia económica, pues en sí misma no lograría sostenerse sin el intercambio de materias primas y subcontratación en países donde predomina el sector manufacturero o son ricos en recursos naturales. En lo que concierne a México, el libre mercado es el esquema que más nos favorece al pertenecer al grupo de países que más tratados comerciales mantiene, sumado a que se posiciona como una economía en desarrollo. Esto último favorece a la oportunidad de ser más competitivos y posicionarse en un mercado global.

Cabe recalcar que la liberación del comercio mundial ha contribuido al crecimiento económico, el desarrollo y la reducción de la pobreza a nivel mundial. Por medio de los beneficios que conlleva la apertura económica, se han logrado establecer mejores intercambios que favorecen el desarrollo,  no sólo de índole económica, sino también en intercambios tecnológicos, capital humano y conocimiento. Según los datos del Banco Mundial, aquellos países en desarrollo que se han abierto al comercio tuvieron la oportunidad de incorporarse a la competencia en la fabricación de ciertos productos; teniendo como consecuencia una reducción en el número de habitantes en condiciones de pobreza absoluta. Se redujo la cifra en 120 millones, equivalente a un 14% entre los años 1993 y 1998 (FMI).

Los países que deciden orientarse hacia el exterior no sólo han logrado un crecimiento significativo en su economía, sino que también lo han hecho de manera más rápida. Uno de los beneficios más significativos de este tipo de economía, es la creación de nuevos empleos por medio de empresas extranjeras o nacionales, que contribuye a la erradicación de la pobreza. Por lo tanto, se considera que la apertura económica, es un gran factor de ayuda a aquellos países que se encuentran en vías de desarrollo.

Actualmente, los países en desarrollo tienen un papel más importante en los procesos de la reforma comercial. En las negociaciones actuales, la Organización Mundial del Comercio (OMC) incorpora condiciones preferenciales para los países en desarrollo que les permiten reducir aranceles a porcentajes más pequeños. Así pues, el comercio es una de las herramientas más importantes y sin duda colabora con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).  Hoy en día, la economía es un campo multidisciplinario que involucra a todos los países y por lo tanto la buenas prácticas de EEUU con esenciales para el cumplimiento de las metas planteadas a nivel global.

Por Roxana M. Domínguez Aguilera

TAGS: , ,