De marchas y fiestas

El fin de semana me tomé un tiempo para visitar el bar de unos amigos y definitivo lo pasé increíble.

Durante el fin de semana me di una escapada a la Ciudad de México, no precisamente a la marcha del orgullo LGBTTTI; con la cual por cierto he estado en desacuerdo ya hace tiempo. Como bien lo dije en columnas anteriores no considero que muchos de los asistentes estén el la lucha de un derecho civil o político; simple y sencillamente van a disfrutar de un carnaval, alcohol, fiesta y quizá sexo.

En fin, me lancé a comprar algunos materiales para un proyecto en el que estoy trabajando y que espero pueda traer grandes frutos; después de un recorrido por las calles del centro histórico me decidí a visitar el bar de Richard y miren que me fue muy bien.

Ante la celebración ya antes mencionada, Richard se encontraba en pleno preparativo para ofrecer por la noche uno de los mejores servicios en su bar. Pude disfrutar del espectáculo del traga fuegos, comida que por cierto es la mejor que he probado y miren que soy de comer en cada ciudad que visito. El show de Gloria Trevi (imitada jamás igualada) supongo que estuvo lo suficientemente bueno como para entretener el apetito de todos los presentes.

Pasé una magnifica noche acompañado de personas que en realidad quiero y admiro muchísimo; hace algunos años por ahí del 2008 recuerdo que el bar era un taquería, de las mejores del rumbo y que actualmente como bien lo dije, cuenta con el mejor y más rico servicio. He visto con el paso de los años como mis amigos han trabajado duro por mantener su negocio, por crecer e incluso por apoyar a quienes ahora son sus empleados.

Para finalizar mi fin de semana acudí el día domingo al altar de la Santa Muerte en el ya famoso barrio de Tepito, mientras yo me encomendaba a mi tan querida Santa, me percaté de que la familia de Doña Queta estaba atravesando un momento muy difícil tras el fallecimiento de su esposo; quien fue herido en ese mismo sitio el cual procuraba y cuidaba tanto.

Definitivo tuve un fin de semana que me dejó lo suficientemente satisfecho como para comenzar este lunes con toda la actitud y agradecimiento por tener salud, trabajo y vida. No olvidemos que así sea poco o mucho, en el momento que tengamos un tiempo de descanso debemos aprovecharlo y si podemos reunirnos con las personas que queremos, pues de otro modo no construiremos relaciones fuerte de amistad, familia o pareja.