Monitor Nacional
De temblores y terremotos…
Portada | Cosmic Marin
22 de abril de 2016 - 11:15 am
Terremoto-MN
Déjeme decirle algo MUY importante: NO ES POSIBLE PREDECIR MOVIMIENTOS SÍSMICOS

¡Señoras y señores viene un megaterremoto! Seguramente usted ha leído por las redes un encabezado parecido a este, sea del país que sea, sobre todo, en México. Luego de los lamentables hechos ocurridos en Japón y Ecuador, el sitio de filosoraptor, ha estado difundiendo que “expertos de la UNAM” dicen que habrá un megaterremoto y que va a ser el más fuerte en la historia y no sé qué más.

Pues déjeme decirle algo MUY importante: NO ES POSIBLE PREDECIR MOVIMIENTOS SÍSMICOS. A menos que a usted le guste el videojuego de Pokémon (donde es posible hacer “movimiento sísmico”), no existe forma de saber cuándo, cómo ni dónde.

Verá usted, estimado lector, los temblores, terremotos, movimientos sísmicos o telúricos (este nombrecito por el efecto del suelo hacia sus habitantes), son producidos por la liberación de energía acumulada en la corteza terrestre, por el rose entre las placas tectónicas, por actividad volcánica, e incluso, si nos vamos a los extremos, por pruebas nucleares, o por explosiones subterráneas –obviamente provocada por nosotros-.

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 10.19.56

Incluso, aunque usted no lo crea, realmente todo el tiempo está temblando, la Tierra es un planeta en constante movimiento, por la actividad en el núcleo –que es un reactor nuclear (valga la redundancia) natural-, el manto, y la corteza, si no fuera así, ¿por qué cree que el mapa terrestre es como lo conocemos?

Empecemos de cero. Hace 4,543 millones de años se formó nuestro bello planeta, que al inicio, era una bola gigante de roca incandescente, que con el tiempo se solidificó, eventualmente, con procesos que le explicaré con más detalle en otra ocasión, comenzó a aparecer agua, y una atmósfera.

Más o menos ya tenía forma de algo hace 1100 millones de años, un súpercontienente llamado Rodinia, el cual se desintegró sólo 350 millones de años después, para luego volverse a unir en una cosa llamada Pannotia (otro súpercontinente) 150 millones de años luego de eso –es decir, hace ya 600 millones de años-.

60 millones de años después, Pannotia se dividió nuevamente para formar dos partes grandes: Gondwana y Proto-Laurasia, ésta última se dividió en muchas partes pequeñas, llamadas Laurentia, Siberia y Báltica. Luego de muchos años, un pedacito de Gondwana llamado Avalonia se separó y “viajó” hacia Laurentia. Detengámonos tantito, para que se den un quemón. Laurentia estuvo un rato en lo que ahora es nuestro ecuador, pero, ¿adivinen qué país es ahora? Sí, forma parte del actual Estados Unidos. ¿y ese tal Avalonia? Otra parte de Estados Unidos, Nueva Escocia e Inglaterra.

Luego de eso, Báltica se unió a la fiesta para chocar con los dos anteriores, y formar “Euramérica”, se cree que los montes Apalaches, se formaron en este choque, mientras tanto, Gondwana se iba

Acercando peligrosamente hacia Euramérica, hasta que, pasó lo inevitable, chocaron. Formando lo que conocemos como Pangea –eso fue hace ya 200 millones de años, si hacemos cuentas, en todo este desgarriate de la división de Pannotia hasta la Pangea pasaron nada más y nada menos que ¡340 millones de años!

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 10.20.25

Ya de ahí, muchos de nosotros nos sabemos la historia, la tierra se siguió moviendo hasta lo que conocemos hoy día, pasando por la división nueva de Laurasia y Gondwana, separando a América, creando a Eurasia, separando áfrica, Oceanía, etcétera.

¿Para qué fue toda esta explicación? Simple. Las placas tectónicas son las culpables –no completamente, hay más factores, pero uno de los principales, sí es-. La tierra siempre está en movimiento, se lo dije hace unas líneas, ¿no? Sólo fue un ejemplo para que se dé una idea de la magnitud y la inconstancia que poseen. Esto es, SON IMPREDECIBLES.

Dénde una idea, las placas se mueven más o menos 2.5 centímetros por año, pero a veces se les va la onda y chocan entre sí, provocando un temblor.

En esta imagen vemos cómo están divididas:

Captura de pantalla 2016-04-22 a las 10.20.38

Créditos: De USGS – Versión en español Daroca90 – http://pubs.usgs.gov/publications/text/slabs.html, CC BY-SA 3.0 https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=31474745

Y aunque es un hecho que si se mueve una, se mueven todas, no es posible que si hay un terremoto en Japón, en México o en cualquier otra parte del mundo, haya inmediatamente otro de mayor magnitud, quiero decir, no es que no se pueda, pero no sabemos ni sabremos jamás, si sucederá o no.

Lo único que sí podemos hacer al respecto, es tener una cultura sobre los sismos, ya muchas personas se olvidaron del terremoto del 85 o todavía no nacían.

Lo que se recomienda es:

Antes del sismo, ubique las áreas que pueden ser de menor riesgo en su casa, trabajo o escuela, como columnas. También identifique las llaves de paso de agua y gas, así como también el tablero principal de electricidad, si no hay, proponga que se realicen simulacros de vez en cuando para que sepa por dónde “huir”, y nunca olvidarse de tener a la vista o a la mano los teléfonos de emergencia.

Durante el sismo. ¡Cálmese! No ayudará a nadie si entra en crisis –al contrario, puede generar una cadena de pánico colectivo, que, para qué le cuento… Procure alejarse de ventanas y objetos que puedan caerse encima suyo como repisas o muebles grandes, no se moleste en buscar objetos personales, primero es usted, lo material será después. Si puede, ayude, si no, no estorbe a los que sí.

Después del temblor. Dependiendo de la intensidad, puede usted regresar a su vida normal, o permanecer en algún punto de reunión. Reporte cualquier anomalía que vea en tuberías de gas, agua, o cables eléctricos, e incluso, peligro de incendio. Recuerde que justo cuando pasa, todo el mundo busca a todo el mundo, así que las líneas tanto de celular como fijas se sobresaturan. Así que procure dejar la línea para verdaderas emergencias –así rescataron a una persona en Ecuador, llamó a emergencias desde un edificio derrumbado-. Y por favor, NO desinforme a los demás.

Me tomé la libertad de copiar los teléfonos de emergencia de mi teléfono por si los necesita.

Dependencia – Número

Cruz Roja065

ERUM066    5588-5100 Ext. 8805, 8321 y 8306

Central de Bomberos068

Central de fugas de gas 5323-2763    5323-2515

Si tiene la oportunidad y la posibilidad, ayude a nuestros hermanos de Ecuador, la están pasando bastante mal.

¡Saludos y cuídese! ¡Ah! Y siga a estas personas, que su trabajo es muy valioso: http://www.ssn.unam.mx/

https://twitter.com/sismologicoMX

https://www.facebook.com/SismologicoMX/

TAGS: , , ,