Del Machismo, a la esclavitud sexual y por último al feminicidio

Columna en memoria de todas las mujeres caídas

Hasta que no erradiquemos por completo el machismo, seguiremos viendo esclavitud sexual y como última instancia feminicidios las cuales son acciones nefastas en nuestra sociedad.

El mexicano conservador (macho) siempre ha visto a la mujer como un simple objeto sexual, y lo podemos comprobar con las películas del “cine de oro mexicano”, donde el rol de la mujer era de estar en la casa haciendo actividades domésticas o sino estar embarazadas y cuidar a los hijos; porque el  perfil de “Macho” mexicano es que el hombre se sienta intocable si la mujer “oficial” daba a luz a varones y si él se podía acostar con otras mientras la esposa se dedicaba a la actividades domésticas.

El machismo también se ve reflejado en que la mujer es considerada como una “mercancía sexual”, porque creen que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo, lastimosamente lo es porque a una parte del sector femenino les gusta ese tipo de ambiente y otras porque simplemente son obligadas.

Desde el siglo XX o incluso antes en México son bien visto los cabaret, ahora han evolucionado como men’s club, table dance, congales, casas de cita, etc.; este tipo de lugares lo único que generan es denigrar a la mujer y fomentar la trata de blancas que viene siendo el esclavismo de este siglo, pero la culpa no es solamente de la “mafia sexual” sino también del consumidor, ya que como encasillaron a la mujer como “mercancía” ésta se vuelve parte de un ciclo económico de “oferta y demanda”.

Lo lamentable de esto es que supuestamente vivimos en un país sumamente conservador y religioso, pero al mexicano le vale madre la ética y la moral, ya que éstas las ven como un estorbo para su vida y actuar.

Solo basta con viajar al municipio llamado Tenancingo el cual es la “Cuna de la Esclavitud Sexual” este municipio se localiza en el Estado de Tlaxcala, donde viven aproximadamente 10,000 habitantes, y aunque usted no lo crea 1000 habitantes se dedican al reclutamiento, explotación sexual y venta de mujeres.

Y las autoridades no hacen nada, al contrario son cómplices de esta barbarie.

La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres define como feminicidio la muerte violenta de las mujeres por razones de género, es la forma más extrema de violencia contra la mujer y una de las manifestaciones más graves de la discriminación hacia ellas.

Este delito se deriva del pensamiento estúpido y conservador del hombre, porque muchas veces se llegan a cometer estos delitos por celos y rencores, en otras ocasiones cuando la mujer queda embarazada y el hombre no es lo suficientemente responsable de sus acciones y lo primero que hace es eliminar a la mujer, además no podemos olvidarnos de las filias sexuales que conllevan a violaciones y por obvias razones, para no dejar rastro alguno al asesinato, y ya por último si regresamos a la esclavitud sexual sabemos que en ese mundo tan pervertido y corrupto, los Padrotes y Madrotas las eliminan cuando ya no les sirven porque son simplemente “mercancía”.

Para rematar: Es muy doloroso lo que está ocurriendo en el Estado de Puebla, en 9 meses han ocurrido 83 asesinatos repugnantes hacia mujeres, por lo general, las víctimas corresponden a adolescentes de entre 18 y 25 años de edad.

Debemos tener un concepto espiritual de la mujer, y apreciar lo mucho que vale su presencia de ciudadanas sensibles y femeninas, tratándolas con una educación y caballerosidad exquisita.

¡Primero fue Ciudad Juárez, después el Estado de México ahora es Puebla!