Monitor Nacional
Demandan a Arizona por negar licencias de conducir a inmigrantes
Internacional | Redacción
14 de septiembre de 2016 - 2:30 pm
Demandan-Arizona-licencias-conducir-inmigrantes_953314873_12446419_667x375
La demanda argumenta que la política de Arizona no proporciona licencias de conducir a todos los destinatarios de los programas de acción diferida

Ciudad de México.- Grupos pro inmigrantes y organizaciones de derechos civiles interpusieron una demanda contra el estado de Arizona por negar licencias de conducir a cierto grupo de inmigrantes.

Se trata de los inmigrantes que se les ha concedido la acción diferida o la protección de la deportación y se encuentran legalmente en Estados Unidos.

La demanda fue interpuesta esta semana en una corte federal de Phoenix por el Fondo para la Defensa Legal del México-Americano (Maldef) y el Centro Legal Nacional de Inmigración (NILC) a nombre de cinco inmigrantes, incluyendo a una madre de dos hijos que lucha contra el cáncer.

Los cinco inmigrantes recibieron la acción diferida y tienen permisos de trabajo. Cuatro esperan tramitación de visas para sobrevivientes o relacionados a sobrevivientes de la violencia doméstica y otros delitos graves, mientras que el otro ha recibido la acción diferida para poder atender a su hijo con espina bífida.

La demanda argumenta que la política de Arizona no proporciona licencias de conducir a todos los destinatarios de los programas de acción diferida, viola la cláusula de la enmienda 14 y la de protección bajo la ley de la Constitución.

La querella sostiene que la ley federal prohíbe la discriminación arbitraria contra grupos de personas y que no existe ninguna base para negar licencias a los beneficiarios de la acción diferida.

“Arizona continúa reforzando sus campañas anti-inmigrantes que son directamente perjudiciales para los latinos en todos los ámbitos de la vida”, señalo Víctor Viramontes, asesor nacional de Maldef, en un comunicado.

“Al igual que antes, una Corte Federal tendrá que decirle a Arizona que no se puede discriminar a sus propios residentes”, añadió.

“Arizona está injustamente evitando que algunos de sus residentes más vulnerables puedan conducir legalmente, impidiendo su capacidad para vivir con seguridad, dificultando sus posibilidades de una vida mejor”, señaló en el comunicado Nicholas Espíritu, una abogada de NILC.

“Como hemos visto, estas políticas discriminatorias no sólo entran en conflicto con la ley, también son malas para la seguridad pública y el bienestar”, indicó.

Antes de 2012, todas las personas que contaban con la autorización federal para trabajar podían obtener la licencia de conducir en Arizona.

Sin embargo, después que el presidente Barack Obama anunció el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), la entonces gobernadora de Arizona, Jan Brewer, emitió una orden ejecutiva que ordenó negar las licencias de conducir a los beneficiados por el DACA. La orden de Brewer fue finalmente anulada por un juez federal.

Pero, de acuerdo con la demanda, las autoridades de Arizona pueden ahora negar licencias de conducir a otros inmigrantes que, al igual que los receptores DACA, han sido autorizados por el gobierno federal a permanecer en Estados Unidos.

Entre los inmigrantes que presentaron la demanda se encuentra María del Carmen Cruz Hernández, una madre soltera de dos hijos que está luchando contra el cáncer.

Cruz Hernández recibió la acción diferida y un permiso de trabajo el año pasado, pero se le negó la licencia de conducir este año.

Sin la licencia, Cruz Hernández ha encontrado dificultades para asistir a tratamientos médicos necesarios y ha perdido también varias oportunidades de empleo que le ofrecían mejor salario que su actual trabajo de limpieza de casas.

Otra demandante, Guadalupe Nava, trató de obtener la licencia de conducir tres veces usando un permiso de trabajo que recibió después de solicitar una visa para los sobrevivientes de abuso doméstico, y cada vez se le negó.

Información de Notimex

TAGS: , , ,