Monitor Nacional
Desarrollan en NL proyecto para retrasar pérdida de memoria en vejez
Estados | Redacción
8 de diciembre de 2015 - 7:55 am
Memoria-MN
El CIDICS acondicionará sus instalaciones para dar seguimiento y apoyo a este proyecto

Ciudad de México.- Investigadoras de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) desarrollaron un proyecto enfocado en retrasar los efectos negativos de la vejez y retomar las habilidades que se deterioran con el tiempo en las personas mayores de 50 años.

La coordinadora del posgrado en neuropsicología de la Facultad de Psicología, Xóchitl Angélica Ortiz Jiménez y la investigadora Diana Angélica Romo Galindo, son las autoras del proyecto mediante el cual tratan de desmentir que el llegar a la tercera edad significa la pérdida de la memoria y las habilidades cognitivas.

“Esta investigación está abocada en tratar de conocer, entender y tener información acerca de cuáles son los procesos que cambian con la edad de las personas, es decir, cómo se modifica su proceso de atención, memoria, lenguaje, capacidad para resolver problemas y toma de decisiones”, comentó Ortiz Jiménez.

Indicó que “normalmente se cree que todo en la adultez empieza a ser deterioro, que todo cambia o que tiene que ir en decremento, pero la realidad es que no hay datos exactos sobre el tema”.

La investigadora universitaria había ya trabajado en el tema durante sus estudios del doctorado en neuropsicología, cuando evaluó las distintas demencias en el adulto mayor, esfuerzo que la hizo acreedora del Premio de Investigación UANL 2015 en el área de humanidades.

Este estudio lleva más de cinco años de desarrollo, y desde hace dos, en que concluyó el análisis de 150 adultos mayores, los resultados han llenado las expectativas y permitido dar un seguimiento claro de la finalidad del proyecto, dijo.

“Hemos podido realizar estudios concretos sobre cómo cambia el proceso de atención en las personas mayores y descubrir que el componente de la atención selectiva tiende a disminuir con la edad a partir de los 65 años de edad”, expresó.

Asimismo, “el proceso de inhibición, es decir, la obtención de respuestas que no son socialmente apropiadas, cambia a partir de los 67 años de edad”.

Explicó que en 150 adultos mayores que acudían a la consulta sin quejas de memoria “detectamos que alrededor del 13 por ciento de ellos presenta lo que se conoce como deterioro cognitivo leve, es decir, una demencia, pero los datos nos dicen que pueden evolucionar hacia una demencia como el Alzheimer”.

La finalidad del estudio, comentó Ortiz Jiménez, es aportar conocimiento acerca de qué procesos cambian y en qué momento de la vida empiezan a manifestarse, para implementar tratamientos no farmacológicos y así mantener las funciones que no se han deteriorado y proporcionar nuevas estrategias para detener aquellas que han empezado a afectarse.

“El hecho de que a una persona se le olviden las cosas no significa necesariamente que sea por la edad, aunque por naturaleza se tiende a decir que ‘es normal que se le olviden las cosas a una persona porque ya está viejita’, pues en realidad puede ser un deterioro o el inicio de una enfermedad”, explicó.

Precisó que “con el conocimiento obtenido podemos tratar de desmitificar esta creencia de que ser adulto mayor significa pérdida, ya que no todo es de esta forma en este segmento de la población”.

Aunado a su investigación, en próximas fechas el Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias de la Salud (CIDICS) acondicionará sus instalaciones para darle seguimiento y un apoyo mayor a este proyecto, enfatizó.

Información de Notimex

TAGS: , ,