Monitor Nacional
Desgaste miliciano
En Contexto | Fernando Suárez
21 de septiembre de 2015 - 12:10 pm
fuerzas armadas-monitor nacional
Las Fuerzas Armadas no piden ni necesitan reconocimientos, solo la satisfacción del deber cumplido

En pocas o ninguna parte del orbe las fuerzas castrenses aceptan regulaciones civiles y legales: en México el fuero militar prácticamente ha desaparecido, los militares en sucesos penales con civiles ven sus casos en tribunales civiles.

las Fuerzas Armadas han aumentado su capacitación en Derechos Humanos por iniciativa propia y no por exigencia pública o política, las Fuerzas Armadas Mexicanas se han abierto al escrutinio público, y los altos mandos han iniciado procedimientos disciplinarios penales contra efectivos involucrados en acciones violatorias de Derechos Humanos. Correcta es la sanción a los elementos involucrados en donde se compruebe la violación de algún derecho humano, pero también no solo por capricho de políticas absurdas quieran desprestigiar al último bastión de México, sus Fuerzas Armadas.

Iniciada en tiempo ya de años la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el crimen organizado por la incapacidad, ineficacia y corrupción de las fuerzas policíacas, empleando a militares y marinos como última línea de defensa social, donde el saldo ha sido negativo para los gobiernos estatales y federales en dos sexenios. En efecto, las Fuerzas Armadas deben regresar a sus cuarteles, pero es la hora en que la raza política, la raza gobernante y las ineptas castas de seguridad pública han sido deficientes en dimensiones preocupantes en la construcción de una nueva política de seguridad.

Más que de estrategia, la seguridad pública necesita de un replanteamiento general. Pero en nuestro palacio de Morfeo o Congreso de la Unión siguen navegando con bandera de no pasa nada, mientras nosotros los comunes sufrimos las consecuencias de ineptos con poder, porque ningún esquema político quiere dar su brazo a torcer, todos quieren su mochada de pastel, no hay visión de estado en seguridad ni en ninguna otra situación, solo hay visión partidista rumbo al 2018.

Si bien las Fuerzas Armadas no piden ni necesitan reconocimientos, solo la satisfacción del deber cumplido, sí tienen claro el desgaste de su papel en un escenario de largo plazo por la inclemencia de los medios de comunicación por resaltar los pocos casos negativos y no los resultados generales en lo positivo. Pero detrás de esa crítica a las Fuerzas Armadas por casos específicos de agresividad en sus acciones, existe un escenario amplio de seguridad nacional que los políticos y parte de la sociedad no se percatan: desgastar la credibilidad de la institución que representa la última línea de defensa y la primera línea de combate de la seguridad nacional.

Pareciera un problema geopolítico que beneficiaría a la política de dominación militarista y de seguridad nacional de los EU al intentar debilitar el papel social de las Fuerzas Armadas Mexicanas.
Los militares no comienzan las guerras. Los políticos comienzan las guerras.-William Westmoreland.

TAGS: , , , ,