Monitor Nacional
Desploma investigación contra los Abarca
Estados | Redacción
19 de octubre de 2015 - 3:16 pm
Retratos_Abarca-MN
La argumentación del juez indica que no fue posible acreditarles la desaparición de los 43 normalistas en Ayotzinapa

Ciudad de México.- La investigación por el caso de los ‘Abarca’ se ha desplomado, pues tras haber sido aprobada una orden de aprehensión contra María de los Ángeles Pineda Villa por el delito de delincuencia organizada en su modalidad de lavado de dinero y contra la salud, un juez negó tres órdenes de aprehensión solicitadas por el Ministerio Público Federal (MP) por los delitos de delincuencia organizada en su modalidad contra la salud con fines de fomento, desaparición forzada y secuestro.

El juez de Matamoros, Tamaulipas, tiene un documentado que avala un intento de soborno de Pineda Villa a elementos de la Policía Federal cuando ella y el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, fueron detenidos el 4 de noviembre de 2014 en el Distrito Federal.

Esta información fue incluida en la versión pública de la averiguación previa del caso Ayotzinapa, la cual fue desclasificada por la Procuraduría General de la República (PGR).

No obstante, el fallo emitido por el juez de Matamoros niega la orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada en contra de Pineda Villa, porque no encontró pruebas que acreditaran su pertenencia a la organización criminal Guerreros Unidos.

“No existe declaración de la que se desprenda imputación directa que la señale como integrante del cártel; tampoco se indica quién era su jefe, sus colaboradores, el tiempo, el modo o el lugar donde realizaba la actividad para esa organización”, destacó el juez.

“En cuanto a las declaraciones de Sidronio Casarrubias Salgado a quien la PGR ubica como el líder de Guerreros Unidos y que fue detenido el 16 de octubre de 2014, donde refiere que la inculpada Pineda Villa manejaba dinero de José Luis Abarca, y del MP, dicha circunstancia no resulta ser suficiente, dado que no especifica cuándo, dónde, qué cantidades, por qué concepto eran, de dónde provenía el dinero, por lo que el hecho que recibiera y manejara dinero no quiere decir que con ese solo hecho perteneciera a alguna organización, máxime que no señala que ésta hubiere cometido alguna actividad ilícita para alguna banda criminal”, se advierte.

“Para que se actualice la conducta [de desaparición forzada] se requiere que el sujeto activo del delito detenga, prive de la libertad y oculte a una o más personas, conducta que del análisis de las constancias que integran los autos no se encuentra demostrada… ”. Y agrega: “Las constancias apuntan en forma coincidente a que las víctimas no fueron mantenidas en el ocultamiento; muy al contrario, fueron detenidas, privadas de la libertad y trasladadas al lugar donde fueron ejecutadas sumariamente”.

El delito de secuestro, que se refiere a un hecho anterior a la desaparición de los normalistas, tampoco fue acreditado, indica el documento.

Con información de El Universal

TAGS: , , , , ,