Ver más de Internacional

Día Mundial De Los Refugiados: fuerza, valor y perseverancia

Ciudad de México.- El 20 de junio se conmemora el Día Mundial de los Refugiados como una expresión de solidaridad, sensibilización y responsabilidad con todas las personas refugiadas. Según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para el Refugiado (ACNUR), actualmente hay más de 66 millones de personas refugiadas, desplazadas y/o apátridas en el mundo. De ellas, aproximadamente, la mitad son desplazadas internas, desarraigadas dentro de sus propios países.

Los conflictos armados, la pobreza y el subdesarrollo son las principales causas de los desplazamientos forzados de población. Situaciones que dibujan, hoy día, en pleno siglo XXI, un escenario de flagrante violación de derechos fundamentales para numerosas personas en los cinco continentes.

El 4 de diciembre del año 2000, se decidió que el 20 de junio de cada año se conmemoraría el Día Mundial de los Refugiados, de acuerdo con la resolución 55/76 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, como una expresión de solidaridad con África, continente que alberga a la mayoría de los refugiados del mundo. De esta manera se hizo coincidir la fecha con el aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.

En el Día Mundial del Refugiado, que se celebra cada 20 de junio, conmemoramos su fuerza, valor y perseverancia. Esta celebración nos brinda la oportunidad de mostrar nuestro apoyo a las familias que se han visto obligadas a huir.

Cabe señalar que la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados junto con su protocolo de 1967 constituyen los instrumentos legales únicos que amparan la protección internacional de los refugiados. La piedra angular de estos instrumentos legales es el principio de no devolución, el cual garantiza que ninguna persona debe ser devuelta a un país donde enfrenta amenazas graves a su vida o libertad. También, ampara otros derechos, tales como:

El derecho a no ser expulsado, excepto bajo ciertas condiciones estrictamente definidas.
El derecho a no ser castigado por entrada ilegal en el territorio de un Estado contratante.
El derecho al empleo remunerado.
El derecho a la vivienda.
El derecho a la educación pública.
El derecho a la asistencia pública.
El derecho a la libertad de religión.
El derecho al acceso a los tribunales.
El derecho a la libertad de circulación dentro del territorio.
El derecho a emitir documentos de identidad y de viaje.