Monitor Nacional
Dialoga Obispo con narco en Guerrero
Nacional | Redacción
25 de marzo de 2017 - 11:28 am
guerrero_narco-770x470
En su trabajo pastoral, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, ha dialogado con varios grupos de la delincuencia organizada, a quienes les ha pedido por la paz y tranquilidad en Guerrero

Ciudad de México.- En su trabajo pastoral, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, ha dialogado con varios grupos de la delincuencia organizada, a quienes les ha pedido por la paz y tranquilidad en Guerrero.

En entrevista, el prelado indicó que se ha visto obligado a acudir a estos encuentros para pedir que dejen en paz a algunos sacerdotes o catequistas a quienes los hostigan o amenazan.

Sin embargo, durante estas pláticas, los criminales le han expuesto sus puntos de vista y ha comprobado que estos grupos tienen una base social en las comunidades donde se siembra droga.

Rangel Mendoza, quien ha solicitado a las autoridades que dialoguen con grupos delictivos para pacificar el estado, señaló que ha visto que la gente de esos lugares quiere a estas organizaciones.

“Estos grupos (delictivos) me dicen ‘nosotros somos narcotraficantes pero no sicarios’, y la gente en general dice ‘nosotros los queremos’”, expresó.

“La gente se siente mucho más protegida con ellos que con la autoridad oficial”, afirmó el obispo, quien, por razones de seguridad, no reveló en qué lugares de Guerrero se ha encontrado con estas personas ni de qué grupos se trata.

“Lo que yo he dicho es que las autoridades de los distintos niveles de gobierno han dejado un vacío de poder, un vacío de acción social que lo están llenando, por así llamarlos, los grupos delincuenciales”, afirmó.

“Estos grupos se quejan de que han olvidado mucho a la gente y es por ello que tienen un cierto resentimiento contra la autoridad”, mencionó.

Rangel Mendoza dijo que los operativos que se han puesto en marcha en diferentes regiones de Guerrero, no han funcionado y prueba de ello, aseguró, es que la violencia continúa.

TAGS: , ,