Monitor Nacional
Diálogos con ELN recibe amplio apoyo nacional e internacional
Internacional | Redacción
31 de marzo de 2016 - 8:38 am
eln-mn
El Ejército de Liberación Nacional es la segunda fuerza insurgente más activa de Colombia en los últimos 50 años

Ciudad de México.- El anuncio del inicio de diálogos de paz entre el gobierno colombiano y el rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN) recibió un espaldarazo de la comunidad internacional y de la mayoría de los sectores sociales y políticos de Colombia.

Los diálogos de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el ELN, que es la segunda fuerza insurgente más activa de Colombia en los últimos 50 años, se logró después de dos años de conversaciones secretas entre las partes en Venezuela y Ecuador.

La primera voz internacional que saludó el anuncio que se hizo en la víspera por los voceros del gobierno de Santos y del ELN, en Caracas, fue la del secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, organismo comprometido con los procesos de paz en Colombia.

Para el secretario de la ONU, se trata de un “paso importante que refuerza las esperanzas del pueblo de Colombia por una paz duradera”, si se tiene en cuenta que el proceso con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) ha entrado en su etapa final. La vicepresidenta de la Comisión Europea, Federica Mogherini, también se pronunció a favor de los diálogos de paz con el ELN y señaló que es “un paso importante en la búsqueda de la paz de Colombia”.

“Junto con las negociaciones actuales con las FARC, las conversaciones de paz en paralelo con el ELN representan una ventana de oportunidad única para poner fin a décadas de enfrentamiento, violencia y sufrimiento en el país”. Señaló que “el compromiso de todas las partes involucradas es crucial para asegurar soluciones eficaces y creíbles.

La UE (Unión Europea) seguirá apoyando al Gobierno colombiano en sus esfuerzos para lograr una paz estable y duradera, seguridad y prosperidad para todos los colombianos”.

El apoyo a los diálogos del ELN también tuvo un amplio respaldo político al interior de Colombia, donde se abre una nueva esperanza para cerrar el capítulo de 50 años guerra en este país andino que ha dejado cerca de 300 mil muertos, miles de desaparecidos y 7.5 millones de víctimas.

El diario El Tiempo, el de mayor circulación e influencia en el país, en su editorial de este jueves sostuvo “que la paz no solo sea estable y duradera, sino que le sobren aliados y le falten enemigos, es muy positiva y esperanzadora la noticia de que el ELN, dicho coloquialmente, ha decidido subirse al bus de la paz luego de tantos intentos fallidos”.

“Optimismo que requiere, por supuesto, polo a tierra. En este caso, el principio de realidad pasa por recordar las dudas planteadas –mucho más sólidas que en el caso de las FARC– sobre la unidad de mando en esta agrupación”, anotó.

El reto que enfrentará estos diálogos “es el de convertir en una hoja de ruta que reporte avances concretos los puntos ayer presentados, de gran riqueza conceptual pero con serias falencias a la hora de traducirlos a los hechos que exige una negociación para que adquiera tracción pronto. Que genere confianza en la opinión pública y entre quienes por cuenta del otro lado de la mesa están pendientes”.

El Defensor del Pueblo, Alfonso Cajiao Cabrera, recibió con beneplácito el anuncio del Gobierno Nacional, estimó que serán difíciles los acuerdos iniciales, y espera “que los diálogos no se alarguen mucho tiempo y que las comunidades en donde opera el grupo guerrillero tengan noticias positivas de paz”.

El funcionario exigió que no se repitan “hechos como los denunciados en febrero pasado por el llamado paro armado de esa guerrilla en 10 municipios, en el que se amenazó y confinó a la población civil, se cerraron vías y se afectó el transporte y el comercio; además de las recurrentes acciones armados contra la infraestructura del país”.

Pero no todo es unanimidad en la sociedad colombiana, ya que el derechista movimiento Centro Democrático, que lidera el expresidente Alvaro Uribe Vélez, es el más férreo opositor a las iniciativas de paz de Santos con la insurgencia.

Uribe Vélez y su partido político han rechazado en los últimos tres años las pláticas de paz con las FARC en La Habana, y también cuestionaron el anuncio de las conversaciones con el ELN, por considerar que Santos le está entregando el país a la guerrilla, que para ellos no son más que organizaciones “criminales, terroristas y narcotraficantes”.

El expresidente encabezará una movilización para este sábado 2 de abril en Bogotá, para decir NO a los diálogos de paz con las FARC y el ELN, a pesar que en su gobierno (2002-2010) hizo exploraciones para negociar por separado con estas dos organizaciones insurgentes. 

Información de Notimex

TAGS: , ,