Ver más de infusión

Disfruta estas 15 frases de José Emilio Pacheco, quien hoy cumpliría 78 años

Ciudad de México.- Egresado de Derecho y Letras por la UNAM, José Emilio Pacheco es sin lugar a dudas uno de los grandes escritores mexicanos  y digno representante de la llamada Generación del Medio Siglo.

Poeta, narrador, escritor, ensayista y traductor mexicano, José Emilio Pacheco nos dejó un gran legado de letras llenas de magia, misma que emana de la simplicidad de sus versos, su característico uso de un lenguaje cotidiano, el hecho de dejar de lado ornamentas absurdas, abordar temáticas efímeras, y esa ironía que nos llenaba a todos.

José Emilio Pacheco siempre creyó en el carácter popular de la escritura, que carece de autor específico y pertenece a todos. Por esta razón a continuación te mostramos un recopilado de aquellas frases que lograron conmover cientos de corazones y concientizar mentes distraídas:

  • Ya somos todo aquello contra lo que luchamos a los veinte años.

  • Todo poema es un ser vivo: envejece.

  • La vida no es de nadie, la recibimos en préstamo. Lo único de verdad nuestro será la ausencia.

  • …en verdad no hay adultos, sólo niños envejecidos. Quieren lo que no tienen: el juguete del otro. Sienten miedo de todo. Obedecen siempre a alguien. No disponen de su existencia. Lloran por cualquier cosa.

  • Todo es nunca por siempre en nuestras vidas.

  • La vida toda es un combate incesante. Por eso nos convienen el tal vez, el acaso, el quizá, el sin embargo y el no obstante.

  • Mientras dure el amor ámame, entonces.

  • No pienso en otro mundo, me indigna éste que se deshace así de los muertos. Da horror pensar en los restos abandonados más durables que afectos y gratitudes.

  • El que se va no vuelve aunque regrese.

  • Lo más terrible es que aún no me toca, ser la comida que entra en tu boca.

  • Hay que terminar con los panteones y su intolerable perpetuación del olvido. Todos debemos ser ceniza arrojada al aire, volver cuanto antes al polvo que en su misericordia nos absuelva y acoja.

  • No somos ciudadanos de este mundo sino pasajeros en tránsito por la tierra prodigiosa e intolerable.

  • Sólo tenemos este ahora…

  • Ningún imperio puede durar mil años.

  • La realidad es psicópata: jamás se compadece de sus víctimas. Hace trampa al jugar con la esperanza.