¿Dónde quedó la agenda digital del Presidente Andrés Manuel López Obrador?

¿Dónde quedó la agenda digital del Presidente Andrés Manuel López Obrador?

El pasado 11 de febrero, el Presidente Donald Trump, firmó el “American AI Initiative”, una orden ejecutiva para promover el desarrollo de la inteligencia artificial. Esta iniciativa tiene como objetivo reposicionar a Estados Unidos al frente del desarrollo de la inteligencia artificial en el mundo. Otros países como China, Francia, Canadá y Corea del Sur han lanzado iniciativas similares para el desarrollo de la IA, por lo que Trump no se podía quedar atrás.

Esta iniciativa solicita al Gobierno Federal redirigir fondos, programas y data en apoyo al desarrollo y la comercialización de IA. En el plano social, la iniciativa solicita al Gobierno apoyar a los trabajadores afectados por esta transición a reubicarse en  el mercado laboral.

La iniciativa ha sido analizada por portales especializados como Wired, Bloomberg, Fast Company y TechCruch con buenos resultados. En general estos medios consideran que la iniciativa es un buen ejercicio de la administración de Trump. No obstante, consideran que algunos de los rubros aún están pendientes, como las implicaciones morales y sociales de este desarrollo.

Entre las implicaciones morales se incluyen, la protección de los datos personales, el uso y resguardo de los biométricos así como medidas para la protección de la seguridad de la información. Las cuestiones sociales que más han sido cuestionadas por estos portales son la captación de nuevos talentos y la migración.

Mientras nuestro vecino del norte y el mundo se preparan para la llegada de la era de la Inteligencia Artificial, en México parece no haber un rumbo claro. En su Proyecto de Nación (2018-2024), el Presidente Andrés Manuel López Obrador delineó un proyecto estratégico de fomento al desarrollo de alta tecnología en México.

Las líneas de acción que planteaba eran un programa de desarrollo de talentos y el desarrollo de centros de tecnología. Otros de los rubros planteados en el documento concernientes a la digitalización del país, consistía en mejorar la conectividad en ciertas regiones del país y una estrategia digital en materia de turismo.

En ningún lugar del documento se menciona la palabra “inteligencia artificial”, “automatización” o alguna de sus derivaciones. Si bien el Proyecto de Nación podría incluir estos conceptos dentro del rubro “desarrollo de alta tecnología”, no resulta claro. De no presentarse un plan claro sobre la estrategia digital del Gobierno, México podría estar perdiendo una gran oportunidad. El programa de desarrollo de talentos es uno de los puntos débiles en la propuesta de Trump. México podría aprovechar esta “falla” para generar mayores oportunidades y exponenciar el desarrollo de los jóvenes en esta materia. Sería importante que los titulares de la Secretaría de Educación Pública, Esteban Moctezuma y del Trabajo María Luisa Alcalde presentarán en breve un proyecto para potencializar la inclusión de los jóvenes en el mercado de la Inteligencia Artificial.

Uno de los sectores que más aportan al país, también es uno de los más amenazados con el desarrollo de la IA. En México, el sector de la manufactura tiene un amplio impacto en la generación de empleo, incluso el año pasado creció 2.7%. Año con año, el sector de la manufactura tiene ritmos acelerados de crecimiento.

Es fundamental que México comience a pensar en una estrategia para revertir el impacto que la implementación global de la Inteligencia Artificial tendrá en este sector. ¿Cómo vamos a sortear la entrada de máquinas inteligentes que reemplacen los trabajos rutinarios que actualmente hacen los mexicanos? Sin una estrategia clara en este tema, difícilmente podremos competir con la llegada de los gigantes tecnológicos como Tesla. Sin un plan de capacitación de largo plazo del capital laboral mexicano, en un futuro tendremos una enorme crisis de desempleo, generada por la irrupción de la IA.

Mientras el mundo está caminando hacia el desarrollo de la inteligencia artificial, México nuevamente se está quedando rezagado. No es un problema de la actual administración, incluso en el documento de la Estrategia Digital Nacional de Enrique Peña Nieto, tampoco hay una sola mención al concepto.

Sin embargo, es necesario que el equipo del Presidente Andrés Manuel López Obrador aborde este problema, pues su impacto en la vida de los mexicanos puede ser mayúsculo. Lejos de estar pensando en la conectividad del país o en el desarrollo de portales para la promoción turística, el Gabinete debería estar desarrollando un plan para: 1. Salvar el empleo de millones de mexicanos, 2. Potencializar a México como un motor tecnológico y 3. Atraer inversiones de los nuevos gigantes tecnológicos del mañana.

El reto es enorme, pero me no me queda duda que nuestro país tiene todo para sortearlo, sólo falta plantearse el objetivo.