Monitor Nacional
¿Educación? 
Portada | Sergio V
16 de julio de 2015 - 9:36 pm
Educación-MN
El cambio se refleja en la calle, donde eres tú contra el mundo
El día de ayer, miércoles 15 de julio, me cuestioné durante mayor parte del día sobre los problemas u obstáculos que afectan a mi madre patria. Hice lo que todos, culpar al gobierno de todo, más qué es el gobierno, sino es el representante del mismo pueblo. Todos sabemos que un pueblo que permite a sus representantes cometer las atrocidades que hace, es un pueblo que tiene el gobierno que merece.
Siguiendo esta conclusión ¿qué motiva al pueblo a seguir haciéndolo? La pobre educación y valentía que nos inculcan (algunos de) nuestros maestros y (algunas) familias, por hoy en día el mexicano carece de sentido común, completa autonomía y ansias por avanzar más allá de donde está, y todo esto en los pequeños detalles del día a día podemos notar.
“Todos lo hacen”, una frase inmortalizada en el uso diario de quienes conformamos la sociedad, así es como llegue a donde se originó mi duda, ésta deriva en la presencia de una protesta (de tantas) en contra de la reforma educativa por parte de los maestros, donde arbitraria e irrespetuosamente se colocaron cómodamente en áreas verdes en un gesto (tal vez insignificante) como lo es, habla mucho de la cultura que tenemos, cultura que habla, grita y calla más no escucha, pues pidiendo el civismo que dichos maestros pretenden enseñar, se me ignoró y se me faltó el respeto, así dando muestra de la cultura que impera en México.
Mi madre (maestra de profesión), en medio de un significativo desfile de 1ro. de mayo me dijo que el maestro cuando marcha también educa, con un grito de honor “el maestro marchando también está educando”. Siendo así que (como en toda profesión) el maestro no deja de serlo al finalizar su turno, sino que lo es durante el resto de su vida.

Aquel educador que viola el civismo, que enseña al igual, que la educación a los niños exige demostrando lo contrario. En mi posición personal lo considero como el enemigo número uno de la infancia que pretende educar mediante el ejemplo (como todo ciudadano debería) el como “hay” que ser como ciudadanos aunque todos sabemos lo ideal que deberíamos de actuar. 

Para finalizar, el cambio se refleja en la calle, donde eres tú contra el mundo y comienza por debajo, con pequeños detalles que forman un hábito, y esos pequeños detalles marcan la diferencia.
TAGS: , ,