Monitor Nacional
El bullying de la vida
Portada | Paulina Trejo
4 de abril de 2016 - 11:29 am
columna
¿Quieres saber por qué estoy enojada? ¡Te lo explico con unas dominadas!

Dicen que después de la tormenta llega la calma. No sé si ese dicho sólo aplica en circunstancias específicas, o si definitivamente la vida se ha a puesto el firme propósito de hacerme bullying.

¿Quieres saber por qué estoy enojada? ¡Te lo explico con unas dominadas!

Túnel: En medio de uno es como me sentí, tras saber que mi automóvil no circularía un día a la semana; y por si fuera poco, también dejaría de hacerlo un sábado de cada mes. Al parecer, esforzarme por tener un auto nuevo no sirvió de mucho y no me traerá ventaja alguna, pues debido a los altos niveles de contaminación en la CDMX, todos los automovilistas tendremos que ir pensando la ruta de metro o metrobús que mejor nos convenga, o bien pagarle una rentita a Uber. Honestamente se me hace una medida drástica y que no acaba con el problema de raíz. Espero que el señor Mancera también tome medidas con respecto al transporte público, que a juzgar por sus escapes, requeriría descansar de por vida.

De cabecita: ¡La maldición se rompió! Pese a que muchos creíamos que Barcelona ganaría con la mano en la cintura el clásico español, los merengues dieron cátedra de buen futbol ante unos blaugranas desencanchados y hasta distraídos. ¿Me duele? ¡Claro que sí! Yo soy culé de corazón, y debo confesar que ver festejar a Cristiano Ronaldo me revolvió el estómago y casi me hace llorar. Sin mencionar la cantidad de dinero que deberé pagar entre comidas y cafés, por andar de apostadora. ¡Ni hablar, ha pagar se ha dicho!

De pechito: Chivas dejó en claro que la tradición seguirá vigente. Ya son 34 años sin que Pumas pueda ganarle al rebaño en Guadalajara. Y aunque no lo crean, ésta dominada es la luz al fondo del túnel. ¡No, no le voy a Chivas! Pero me da gusto verlos ganar. ¿Por qué? Porque veo en Chivas el resurgimiento de un equipo, la confianza, la pasión… Eso que debe mover el balón en cada juego, pero que no siempre se ve en el rectángulo verde. ¡Muy bien ganado! Después de ese gran partido y la tremenda goliza, lo único que puedo decir es: Chofis, soy tu fan.

Ojalá que la semana que inicia venga con más carga positiva que negativa.

Por si las dudas, ya prendí mi veladora, quien quita y Mancera se retracta o mejor aún, se repite el clásico español y mi Barcelona gana esta vez. ¡Soñar no cuesta nada!

TAGS: , ,